Buscar en el blog

28/4/13

Mira dentro de tu piel

Fil 2013. La instalación de la dominicana Miguelina Rivera impresiona a los visitantes que se acercan al Museo de Arte Moderno (MAM)
-----

Es uno de los aspectos más positivos de la Feria del Libro de Santo Domingo: además de promover la lectura, acerca las expresiones artísticas a un público que, por circunstancias sociales, siempre se ha mantenido alejado de ellas.
En el sótano del Museo de Arte Moderno (MAM), durante la presente XVI Feria Internacional del Libro 2013, un grupo de estudiantes del liceo Domingo Moreno Jiménez está a punto de iniciar un recorrido por la exposición de pinturas e instalaciones “Traces”, de la artista plástica dominicana radicada en Francia Miguelina Rivera.
Los chicos adelantaron unos pasos, pasearon la mirada por la sala, vieron un hombre y una mujer hechos de alambre y ya se iban a retirar cuando alguien les dijo: ¿Saben que la mujer está embarazada de pajaritos, y que los pajaritos están vivos?
“¿Vivos?”, giraron los muchachos, y corrieron a presenciar la obra de alambre y arena. La instalación se llama “En tu piel”, y, como explica su creadora, es una propuesta en forma de jaula, de cuerpo humano.
“Una mujer embarazada en la que viven dos 'periquitos de amor’. Una reflexión sobre la dualidad entre el espacio negativo y el espacio positivo. Sobre el encierro y la libertad. Un cuestionamiento sobre las contradicciones o paradojas entre los límites de la seguridad y la vulnerabilidad de la condición humana contemporánea entre la autoprotección y las ataduras de la individualidad”.
Los alumnos del Moreno Jiménez quedaron encantados y, de paso, disfrutaron de toda la exposición. Era la primera vez que pisaban una galería de arte. 




14/4/13

Adorables bonsáis


Los miembros de la Asociación Dominicana de Bonsái Inc. exponen lo mejor de este arte vivo en el Jardín Botánico Nacional. La muestra concluye hoy a las 6:00 p.m.

------
Han sido tres días de alegría y regocijo para los amantes y cultivadores del arte vivo en República Dominicana.
Especies de diferentes tamaños, formas y colores deleitan al público que asiste a la XIV Exposición de Bonsáis, una actividad organizada  por la Asociación Dominicana de Bonsái Inc. (ADB) y el Jardín Botánico Nacional (JBN).
Doce de los 30 miembros de la ADB presentan lo mejor de sus colecciones en el domus grande del Jardín Botánico hasta las 6:00 de la tarde de hoy.
Eso es lo mejor de esta actividad, dice el presidente de la ADB, Edgardo Jorge.
“Cada vez que hacemos una exposición participan colecciones privadas y cada miembro de la asociación trae lo mejor de su colección para que la gente tenga la oportunidad de disfrutarlas, lo cual es un privilegio porque son 12 patios que no podrías visitar. La exposición nos da acceso a esos árboles”. 
El evento brinda, también, la ocasión de ver, estudiar y disfrutar la evolución de algunos bonsáis que han formando parte de exposiciones pasadas.
“Como todo arte vivo, el bonsái cambia, va cambiando. Muchas veces un árbol tiene una forma y crece, se dispara, pide que le cambien la forma y mejora más y más”, explica Jorge.
Ejemplares
Unas 25 especies de árboles nativos e introducidos se muestran en la exposición, entre ellas ejemplares de laureles, jina, baitoa, uvas de playa, carmona, mangle, olmo chino, campeche, baobab y diferentes tipos de pino como el junípero y la casuarina. Jorge explica que para garantizar las formas, las especies favoritas para trabajar en bonsái son árboles maderables y de hojas pequeñas.
“No podemos modelar como árbol pequeño un árbol de hojas grandes porque no habría ritmo. Habría un contraste muy grande de un árbol pequeño con unas hojas gigantes. Normalmente el tronco debe ser grueso y maderable para que sea perenne. No hacemos nada con manejar árboles deciduos por cinco o diez años si se nos van a morir. Preferimos especies duraderas”. 
Entre las especies no maderables trabajadas como bonsái en el país se encuentran la trinitaria (Bougainvillea spp), el jade (Portulacaria afra), la suculenta Rosa del Desierto (Adenium obesum) y el famoso baobab (Adansonia digitata). 
Considerado como uno de los árboles más grandes del mundo, el baobab toma peculiares formas como bonsái.  Isabel  Germosén, expresidenta de la ADB, trajo a República Dominicana las primeras semillas de este árbol desde Senegal, hace unos 20 años.
También se cultivan en el país como bonsái  árboles frutales como la cereza, el tamarindo, el cuajilote y las naranjitas Citrus madurensis y Triphasia trifolia.

Rescate
Edgardo Jorge valora el trabajo de los dominicanos que, con paciencia y esmero, se dedican al arte del cultivo de bonsáis y aceptan mostrar su trabajo cada año en las exposiciones que organiza la Asociación Dominicana de Bonsái Inc. (ADB), creada en 1998.
Una de las funciones del bonsái, expresa Jorge, es rescatar árboles de jardines y parques que han desaparecido. Este es el mejor método para conseguir ejemplares en peligro de extinción y que, por respeto, los bonsaístas no tocan durante sus colectas.

¿Qué son?
El bonsái, por definición, es una planta ornamental sometida a una técnica de cultivo que impide su crecimiento (RAE). Esta técnica se realiza mediante corte de raíces y poda de ramas.
El cultivo del bonsái llegó al país con la colonia de japoneses que se instaló en suelo criollo a mediados de los años 50 del siglo pasado.

9/4/13

Otro reto de observación


Los frutos de estas singulares y vistosas flores vienen en vainas. Sus granos son tan ricos que… Nada. Está facilísimo. ¡A ver si saben de qué se trata!

8/4/13

Playa Caletón

Es en Caletón donde generalmente termina el tour que lleva a los viajeros a recorrer la Costa Verde

---------
Ni siquiera las extrañas cabezas de indios que sobresalen en su costado derecho le quitan una pizca de magia a playa Caletón.
Pequeñita y con forma de media luna, una tupida vegetación la protege de las miradas de los que transitan por la carretera Cabrera-Río San Juan, al oeste de la provincia María Trinidad Sánchez (ver mapa). Tan cerquita de la vía se encuentra que es una de las playas de más fácil acceso de la costa norte dominicana.
La rodean muchos atractivos. Al frente y a su izquierda, islotes y el caño que une el océano Atlántico con la laguna Gri-Gri; y a su derecha, enormes farallones que llevan hasta la cueva de Las Golondrinas y a la 'piscina natural'.
Es en Caletón donde generalmente termina el tour que lleva a los viajeros a recorrer la Costa Verde y Río San Juan (un recorrido que incluye visitas a la laguna Perucho, El Dudú, al balneario La Boca, al Monumento Natural Cabo Francés Viejo, a la playa El Bretón y a la laguna Gri-Gri).
Caletón, diferente a otras playas, parece un lago. Su franja de arena queda varios centímetros por encima del nivel del mar, lo que permite que las olas lleguen resignadas a la orilla y que se forme una especie de poza de agua salada que invita al baño.

1/4/13

¡Hola, abril!



Abril que nos descansa de haber gastado el tiempo.
Mañana no seremos ya los mismos,
mañana no será esto lo que mire,
aire blando de abril para silbarlo,
para decir el día con palabras
y que sean felices de ser respiración de la memoria
y por debajo de los hechos nítidos,
entregados al fuego de la continuidad y de lo útil,
esa precisa combustión de nada
en busca siempre de algo que se quema también para ser algo,
como el tiempo, tú y yo,
lo que arde exacto en fuegos inexactos,
saber y no saber y ver las olas.
----
Abril (fragmento). Álvaro García
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...