Buscar en el blog

2/8/19

Si los ven por ahí...


¿Alguien conoce a los artistas que hicieron la instalación Reminiscencia platónica, exhibida en el Museo de Arte Moderno (MAM) durante la 28 Bienal Nacional de Artes Visuales 2015?
La ficha dice: Grupo 4+1 Artistas Contemporáneos.
Los busco y los busco de todas las formas posibles y no los encuentro por parte. Al lado de la ficha hay una hoja que explica la obra, pero no ofrece información sobre los artistas.
No es por na. Es solo para saber sus nombres.
La pieza es algo escalofriante. Mide 145 por 131 pulgadas y utilizaron para hacerla madera, metal, yeso e hilo de pescar.







1/8/19

Feliz aniversario, Listín



Nuestro bizcocho de cumpleaños, donado por una institución bancaria, al mejor estilo del chef Duff Goldman. 
130 años. Primero de agosto de 1889. Guao.




“El rey León y la ecología”

Olga Martín López, redactora de contenido web de Compañías de Luz (España), nos comparte este artículo que relaciona desde una perspectiva diferente la película El rey León con el medio ambiente y la crisis climática. Es un punto de vista interesante.

“De la misma forma que les ocurría a los animales del régimen de Scar, los seres humanos están sometidos a una dictadura global donde las grandes empresas energéticas financian campañas políticas para controlar los gobiernos del mundo y poder seguir así agotando los recursos del planeta”, escribe Olga.

Les comparto el resumen del artículo y el enlace, por si quisieran pasar y ver…

Resumen: Disney estrena el remake de El Rey León con una espectacular puesta en escena digital. La entrañable historia de Simba es, sin duda, una de las más comprometidas con el medioambiente ya que nos da una increíble lección sobre el equilibrio en el “Ciclo de la Vida”. ¿Hemos aprendido algo los espectadores sobre las enseñanzas de Mufasa? Las consecuencias que va a traernos el cambio climático dicen que no.

https://www.companias-de-luz.com/el-rey-leon-y-la-ecologia/

24/7/19

Saltos de Jima: diez años después


El 18 de julio de 2009, las Pozas de la Reina abrieron al público de manera oficial. En lo adelante, serían conocidos como los Saltos de Jima.
Un camino abierto y unas escalinatas de madera sin terminar llevaron a los primeros visitantes por un sendero a lo largo de un bosque pluvial en la comunidad de Charco Prieto, en Bonao, provincia Monseñor Nouel.
Diez años después, el Monumento Natural Saltos de Jima es un ejemplo de que conservación y uso público de los recursos naturales pueden no solo llevarse bien, sino ser usados como estrategia para fomentar el amor y respeto por la naturaleza.


¿Por qué? Gracias al programa de reforestación implementado entonces, a la identificación de especies invitando a su conservación y a la vigilancia permanente, las pozas tienen más agua, el bosque es mucho más copioso y la lluvia sigue haciendo acto de presencia de manera continua.

Son más de 10 los saltos que deja en su recorrido el curso alto medio del río Jima antes de su desembocadura en la presa de Rincón.  Pocos excursionistas, sin embargo, los han explorado todos.

Amén de bañarse en los charcos, hacer senderismo o disfrutar de la espesa sombra, el paseo principal consiste en recorrer los 1.8 kilómetros desde la entrada hasta el salto número 1, una enorme cascada cuyas aguas descienden con fuerza y forman una piscina ancha de aguas muy frías.
Trescientos metros más adelante, el salto número dos invita más bien a la contemplación antes que al baño.


HAGA CASO A LOS GUÍAS
Todavía no se paga por entrar y la falta de coordinación oficial en el lugar es notoria. Un acuerdo verbal entre guías y visitantes garantiza una buena experiencia. Son ellos, los guías, los que mantienen en buenas condiciones el lugar, incluyendo el centro de visitantes, los que invitan a mantener el entorno, a disponer de los desechos sólidos y a respetar la flora y fauna del área protegida. Y los que advierten a los viajeros de cometer ciertas imprudencias, sobre todo si ha llovido y las aguas corren bravas o las piedras están resbalosas.


DE INTERÉS
 - Debido a su ubicación (unos 95 kilómetros al noroeste de Santo Domingo), paisajes y biodiversidad, los saltos se convirtieron en lo que se esperaba hace diez años: uno de los principales destinos ecoturísticos de República Dominicana.
- Traídos por las corrientes o dejados por los visitantes, un remolino atrapa desechos sólidos en un punto del río Jima.
- El río nace en la Reserva Científica Las Neblinas. Al suroeste de la presa de Rincón. Los charcos tienen nombre: La Trocha, Jengo, La Cabirma…
- Los saltos y sus alrededores fueron declarados monumento natural en octubre de 2009, tres meses después de su inauguración, cubriendo una superficie de 18.67 kilómetros cuadrados.
- Para ir, ubique el cruce de La Ceiba, en la autopista Duarte, doble a la izquierda y siga hasta los charcos. Hay lugar para parquearse en la entrada del monumento natural.












 



25/6/19

Para los amantes de los topos


En realidad se llaman zinnias (familia de las Asteraceae), pero en muchos campos dominicanos les decimos topos y celias. Los persigo, además de bonitos, para ver si encuentro alguno cuyo centro tenga un color diferente (casi todos son amarillos) o alguna combinación visual rara. Como casi todas las florecillas de los centros son amarillas, encontrar un topo de pétalos y centro amarillos como el de arriba alegra la vista y da una linda fotografía.
Hasta hace unos años (¿o siguen allí?), el atractivo principal de la entrada a San José de Ocoa era un hermoso campo de topos.
Los hay sencillos y de pétalos dobles. Ah, algunos centros son planos; otros presentan formas de sombrilla, totumas, jardín. Lindos, los topos…









29/5/19

La colección de rocas de la Academia de Ciencias


En el patio de la Academia de Ciencias de la República Dominicana (ACRD) hay una colección enorme de rocas. Con todo y los mineros en el proceso de extracción. Seguramente allí es que llevan a los estudiantes y aspirantes a geólogos dominicanos para que las conozcan.
Algunas placas informativas están deterioradas, pero en general puede una aprender muchísimo sobre el color y la forma de las rocas/minerales/sedimentos de los que solo oyes hablar o de los que te toca escribir.


¿Quieren saber cómo luce el mármol gris, el sulfuro diseminado con pliegues o la arenisca calcárea? Allí los encuentran. Y muchas más, como restos vegetales pectolitizado (¿?), falcondoita, yeso, basalto, nódulos de hierro, caliza, gossan masivo (en primer plano en la foto de arriba)…

Es una exposición permanente. Las piezas escultóricas que acompañan las rocas reales fueron trabajadas por el artista plástico Rafael Bautista en el año 2010. Las placas incluyen el nombre de la rocas, su composición, dónde pueden encontrarse (o fueron encontradas) en República Dominicana y hasta los nombres de los geólogos que las colectaron.




Punta Popy, un trocito del paraíso en Las Terrenas


Punta Popy es, cuando de playas se trata, el Santo Grial encontrado de Las Terrenas.
Un triángulo ancho, ancho; de aguas claras y arenas amarillas, bajita y con –todavía- grandes manchas verdes que custodian su entrada.

La punta y sus laterales son la playa del pueblo, de las reuniones al aire libre, el sitio donde encuentras qué comer, qué beber y dónde tenderte sabiendo que estás a tres minutos del centro y custodiado por la anchura del espacio. Y lo mejor, un espacio público y por tanto libre de tumbonas y otras infraestructuras que le roban magia al paisaje.

¿Además del baño?
Frente al Atlántico, al noroeste de Samaná, Punta Popy es perfecta para la práctica de kite y surf de remo (paddle surf). Las terrazas marinas también permiten hacer buceo deportivo. Mejor si vas un día de semana, porque sentirás que el lugar es más grande y disponible para disfrutar.

 Por estar enclavada en un destino turístico con muchas facilidades para el visitante, visitar Punta Popy puede ser el punto de partida para explorar muchos de los atractivos de Las Terrenas: galerías de arte, tiendas, mercadillos al aire libre y la hermana gemela de punta Popy, ubicada en su extremo oeste: Punta Bonita.

SI VAS. Se accede a la playa de Punta Popy por todo el borde costero que une las playas Ballenas y El portillo. O desde el centro del pueblo tomando directamente la carretera 27 de Febrero: la punta se encuentra a no más de 200 metros desde el pavimento.

19/4/19

Llenemos la ciudad de robles amarillos (2)

A Irene Rodríguez (@Airín1978)



En serio, de verdad.
Así se veían ayer los que crecen en el parque Cristo Libre de La Agustina, entre la avenida del Zoológico y la Tiradentes.
Si llenamos la ciudad de robles amarillos (Tabebuia aurea), haríamos un festival en su honor y le dedicaríamos pinturas, versos y canciones.
Cuando México hable de sus jacarandas, Venezuela y Panamá de sus guayacanes (Handroanthus chrysabthus), Honduras de su lindo cortés y Argentina de sus lapachos rosados, nosotros les mostraremos una foto del roble amarillo.
----
P.D.: Seguimos amando los flamboyanes de todos los colores, que conste, pero todavía no hemos visto gusanos en los robles amarillos. Y el color, ese color radiante...








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...