8/6/11

Cada vez más ligero (Novela de una chica ilusa, cap. 11)

Los sueños vienen y van atrapados en una valija...

-----
Hará varios años (2001, creo), cuando recién me estrenaba en el fabuloso mundo del periodismo, hice una de las reseñas que más ha llenado mi ya por entonces retorcida existencia. La titulé “Proyecto Maletas: sueños que vienen y van atrapados en una valija” (periódico Hoy). Se trataba de una exposición-proyecto que presentaba en el país un grupo de artistas argentinos cuyos miembros pintaban o armaban una instalación dentro de una maleta. El trabajo de cada artista, lo que sea que se le ocurriera, debía caber en ella. No podían tomarse un centímetro extra. Esa era la regla. Sus percepciones del mundo, sus temores, alegrías e impresiones, todo se reducía a una pequeña valija, a un equipaje de mano. Y así iban por muchos países mostrando su arte.
¿Por qué me marcó tanto este proyecto? Porque los viajes y las maletas son, por así decirlo, reflejo de nuestros álter egos. A veces, sólo cuando viajamos (así no pasemos del interior del país) y descubrimos mundos distintos a los que nos rodean (como la modestia extrema, no pobreza, de nuestros campesinos); sólo cuando nos toca poner lo imprescindible en una mochila o en una maleta es que caemos en cuenta que nos sobran zapatos, ropas, accesorios, trapos caros y muchísimos objetos que no caben y nunca cabrán en ellas.
Poco a poco entendemos también que nos sobran teorías, doctrinas, creencias y puntos de vista que nunca, por más que queramos, formarán parte de nuestro viaje y deberán quedarse… porque no hay espacio para ellos en la maleta y, por tanto, tampoco son imprescindibles para la vida. Quizá por aquello que dijo Unamuno, de que “los nacionalismos se curan viajando”, en los últimos tiempos noto que mi equipaje se pone cada vez más ligero…

14 comentarios:

Argénida Romero dijo...

Me ha encantado lo que has escrito. Las maletas y las cosas de más, y de menos.

MININO dijo...

wow los nacionalismos se curan viajando, por cierto bella si eres la de la foto

Tulio José Mateo dijo...

Tu comentario me recuerda la peli "Up in the Air". Empieza con eso mismo de las maletas.

Con mis viajes me he dado cuenta que es mejor dejar espacio para traer desde el sitio donde se va, y eso incluye espacio mental.

.
De paso, cuál es la Avenida de la Salud? la del Mirador Sur?

Yalo dijo...

¡Hooola, Arge, Minino, Tulio! Abrazos de junio.
Pues sí, Tulio, la Avenida de la Salud es una de las que corre paralela al Mirador Sur. Hermosa, sobre todo estos días, llena de framboyanes. Voté por ella, pero voy perdiendo (snif).
Y.

Anónimo dijo...

Comparto con toda certeza la opinion de Minimo; tambien me
parece muy atinada tu apreciacion
sobre el trabajo a que te refieres,
pues en esta entrega reflejas una
sensibilidad y disposicion muy sentidas.

Timoteo Estevez dijo...

Aveces la ropa que llevamos dentro de una Valija y nos sobra en el viaje, puede ser que nadie sabe hacia donde va, al final puedes tener una reserva por si te falla la ropa necesaria. Con los recuerdos, las cosas nuevas, mientras más se viaja y más se conoce su propia carga en la maleta, más cuenta nos damos de tantas cosas innecesarias que siempre equipamos en ella. Por eso nuestras cargas (no solo la tuya), cada día es más ligera, porque en realidad nos damos cuenta lo que es importante para llevar en nuestra maleta.

Tulio José Mateo dijo...

Yo también voté por esa. Es espectacular como parque urbano desde la que se ve el mar y la urbanización de la capital entre árboles y el olor a hierba mojada cuando llueve. Ahhh.. recuerdos de la infancia..
:-)

Lic. Ketty E. Feliz / Ing. Gil Paulino King dijo...

Dios ! que mujer tan bella... Mucho mas que el paisaje que la adorna. Amo la belleza de la mujer dominicana, es unica y exquisita

Luis Morillo dijo...

Hola Yalo... Excelente articulo. No dures mucho sin publicar las novelas de la chica ilusa :D. Bendiciones!

Jhonatan Liriano Lizardo dijo...

Yalo, me matas con este escrito. De alguna forma explica tu humildad y tu desinterés por cosas que abruman a otros pero a ti no. Un beso.

ANDREWS dijo...

HOLA DESDE SESPAÑA,LA VERDAD ES QUE TODO TU COMENTARIO.ESTAN BIEN DETALLADO.Y LA VERDAD ES QUE VOY A PUBLICAR ALGUNOS ARTICULOS.DE EL DESARROLLO DE LA JUVENTUD DOMINICANA,YA QUE SOY EL SECRETARIO DE LA JUVENTUD.EN LA SECCION DE MADRID.PERDONA PERO LA VERDAD ES QUE NO SE POR QUE NO PUEDO PONER MI FOTOS.

Darwin Bruno dijo...

Esto es como una poesía visual a la naturaleza y a la vida misma .Lo que me hace sentir cada día más orgulloso de la sencillez de mi gente.

Un hermoso espacio para darse una escapadita hacia la imaginación y a la fantasía de volar a mi tierra.

Un gusto visitarte. Te seguiré visitando con el permiso tuyo.

Te envío un fraternal saludo, deseándote un buen día lleno de paz y armonía.

Gracias por compartirlo con todos nosotros

Anónimo dijo...

Las maletas reflejan nuestro apego a la vida material!!

Anónimo dijo...

Mientras avanza el tiempo y pasan los años, nuestro equipaje se va poniendo cada vez mas pequeño, para que cuando llegué el momento de viajar a la eternidad, nuestra carga sea mas ligera.