Buscar en el blog

26/1/19

¿Quién hizo el Duarte del emblemático parque de la Ciudad Colonial?


Es uno de los conjuntos escultóricos más elogiados y fotografiados de los construidos en honor al patricio Juan Pablo Duarte, de cuyo natalicio se cumplen hoy 206 años.
Ubicada en el centro del parque Duarte, en la Ciudad Colonial, la obra fue inaugurada el 16 de julio de 1930 durante el breve gobierno de Rafael Estrella Ureña.
¿Saben quién fue su creador? El escultor y pintor italiano Arturo Tomagnini (1879-1957).
Se trata de una pieza vaciada en bronce y de pulido natural fundida en Italia entre 1928 y 1929. De pie, con la mano derecha en el pecho y la izquierda sosteniendo su proyecto de Constitución, el fundador de la República Dominicana ‘saluda’ al cielo desde un pedestal en hormigón con terminación en granito acompañado, más abajo, por la diosa de la Victoria.
La plazoleta se encuentra entre las calles Hostos, Duarte y Padre Billini, frente a la iglesia y convento de los Dominicos, y es uno de los puntos más populares de la Ciudad Colonial.
El lugar está, además, cargado de simbolismos, pues fue escogido por los trinitarios para realizar reuniones y fraguar desde allí ideas y planes que conducirían a la anhelada independencia.
DE INTERÉS. Los datos básicos de esta escultura están registrados en el catálogo “Arte urbano en los espacios públicos de la Ciudad Colonial de Santo Domingo”, elaborado por el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN).

3/1/19

Acapulco sin gente


Jima Abajo, La Vega
-----
Si no ha ido, por lo menos ha escuchado que es uno de los balnearios más visitados de La Vega. De lo rico que saben las tilapias y el moro que sirven en las enramadas; de que las pozas que se forman a lo largo del río Jagüey no son tan bajitas como parecen, que lo que pasa es que el agua es tan transparente y limpia que confunden a cualquiera.
Y seguro también le han dicho del molote de gente que lo visita, al punto de que muchos se devuelven en la entrada.
Pero si va por estas fechas lo encontrará al mediodía así: quieto, sin bulla, verde por todos lados, perfecto para las almas solitarias que no soportan el ruido. Acapulco en calma es un regalo para los sentidos. 
El agua fría solo se siente al principio, después: ¡bienvenidos todo tipo de chapuzones! 


PARA IR. Desde Santo Domingo, tome la autopista Duarte y doble a la izquierda en el cruce de Los Algarrobos (a unos 12 kilómetros del centro de La Vega), donde se encuentran las famosas lechoneras. El camino vecinal que conduce a la falda de loma Miranda le llevará directo al balneario. El trayecto le tomará unos cinco minutos.

El amplio balneario cuenta con zonas verdes para picnic, pequeñas enramadas donde almorzar y parqueo. Aproveche la ocasión –porque de todas formas hay que pagar la entrada- y exíjale a los administradores que sean más cuidadosos con los residuos sólidos que se generan en el balneario. 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...