Buscar en el blog

Cargando...

21/4/16

Los Tabebuia aurea se visten de amarillo


Poco a poco, para estas fechas, la ciudad comienza a llenarse del amarillo brillante de la Tabebuia aurea, un árbol ornamental originario de América del Sur que por su vistosidad, tamaño y adecuación al medio ha sido tomada en cuenta para el arbolado urbano. Pertenece a la familia de las Bignoniaceae y aquí le llaman roble amarillo. 
En “Árboles de Santo Domingo” (2010), Marianna Zsabó señala que es un árbol mediano (alcanza hasta 15 metros), caducifolio, que florece en primavera y tolera la sequía y el salitre. 
Sin embargo, apunta que debido a que su fuste es a menudo irregular “no es el mejor candidato para plantaciones en hilera” y que, según estudios realizados en Puerto Rico y Florida, no resiste bien a los huracanes. Sus raíces, además, son algo superficiales.
Al margen de las últimas observaciones, es un deleite contemplarlos por todos lados, alegrando con su floración el cada vez más ‘encementado’ paisaje citadino.


20/4/16

¿Amarga? Esas apariencias...


El sabor amargo de las pencas de sábila (Aloe vera) parece que no se extiende a las flores. Para que esta ciguita amarilla (Spindalis dominicensis) se quedara quieta (retándote con la mirada) durante el segundo que tarda un obturador en dispararse una única vez, luego de que notan tu presencia en la galería de la casa, es porque, a la larga, lo que hay dentro de las campanillas es muy, muy dulce…

9/4/16

Frituras en El Tocao


Dicen que en el paraje Tocao (o El Tocao), varios kilómetros al sur del centro de Cotuí, se preparan las mejores carnes fritas del Cibao. De cerdo, de vaca, de chivo. Chicharrones, morcillas, tripas…
Las tajadas rojas y anchas y las tiras blancas y marrones invitando a romper la dieta cuelgan en palos y ranchetas a orillas de la carretera. Las más populares son las que hace Nelson, quien al otro de la vía que conecta Cotuí con Zambrana y Maimón administra también un puesto de frutas.
Estuvimos al tris de comprar algunas tiras y confirmar la leyenda rural y viajera hasta que a una chica se le ocurrió ponerse a barrer justo debajo de las frituras. Y ya saben lo que levantaba la escoba que llegaba, flotando, hasta el apetitoso manjar: la “parte más menuda y deshecha de la tierra muy seca, que con cualquier movimiento se levanta en el aire” (RAE), llamada polvo...

P.D. Idiota, Yalo. Todo lo que se consume a orillas de la carretera lleva el sabor -casi siempre imperceptible- de esas partículas claras.

31/3/16

Tremenda foto, Jorge


En la serie especial sobre la cárcel de La Victoria que está publicando en siete entregas Listín Diario desde ayer, bajo la firma escrita de Javier Valdivia, aparece en la página 7 de hoy esta fotografía tomada por Jorge Cruz, fotorreportero que le acompañó en una jornada de 29 días dentro del recinto.
La imagen muestra el momento en que los reclusos se asean en el patio inmediatamente son abiertas las celdas. Si se fijan bien, hay muchos reclusos desnudos (unos 10, contamos), pero a ninguno se le ve el miembro. A ninguno.
Las chicas de la sección La Vida nos preguntamos cómo diache logró Jorge hacerlo, cuánto tiempo tuvo que esperar para apretar el obturador y tomar una instantánea perfecta.
Para no quedarnos con las dudas, me acerqué y le pregunté. Acá su respuesta:
“Una vez Valdivia me preguntó por qué a veces yo duraba tanto haciendo una foto. Le respondí: Yo espero que todos los elementos se organicen… y disparo. No importa que tenga que durar media hora con la cámara pegada a la cara”.
En esta no tuvo que esperar tanto, entonces. “Me tomó cinco minutos”.
Para los impacientes, ¡toda una eternidad!

-----
P.D. (1). Sí, nos pasamos unos segundos viendo los cuerpos de los chicos.
P.D. (2). Jorge es el fotógrafo que tomó las primeras y más desgarradoras imágenes del terremoto en Haití, en 2010.  Ese 12 de enero se encontraban allí él y Valdivia haciendo reportajes para LD. Aquí en la redacción les decimos Batman y Robin.

-----
Relacionado:

8/3/16

Festival de orquídeas en el Jardín Botánico

Se acercan cuatro días de fiesta para los amantes de las orquídeas.
Del 10 al 13 de marzo, la Sociedad Dominicana de Orquideología (SDO) celebrará su exposición 44 en el Jardín Botánico Nacional (JBN). Con el título ‘Fiesta de las orquídeas en el Jardín’, los miembros de la entidad, los pequeños y grandes viveros del país y floricultores particulares mostrarán lo mejor de sus cultivos y pondrán a disposición del público variedades de orquídeas a precios de feria.
También se realizará la 34 versión del concurso anual que premia el mejor cultivo y los mejores ejemplares en diferentes categorías de estas populares plantas ornamentales, una familia de la que se han registrado alrededor de 35,000 especies en el mundo y unas 350 en República Dominicana, entre nativas y endémicas.
-----
Seguir leyendo en LD 

1/3/16

Buscando jorobadas 2016

Tienes hasta mediados de marzo para verlas. ¿Desde dónde? ¿Cuánto cuesta? ¿La mejor hora? ¿Quién es el nuevo administrador del santuario? 


-----
Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Samaná
-----
Este 2016 se cumplen 30 años de la creación del Santuario de Mamíferos Marinos Bancos de La Plata y de La Navidad. Inaugurado en 1986 y convertido más tarde en reserva científica, es uno de los princiaples lugares de América Latina (y el mejor del Caribe) para observar ballenas jorobadas.
Se espera que entre 40,000 y 50,000 turistas vivan la experiencia esta temporada de avistamiento, informó Medio Ambiente.
Las jorobadas bajan del Atlántico Norte a las aguas cálidas del norte y el nordeste dominicano para reproducirse y aparearse. Aquí permanecen entre diciembre y marzo.
Al santuario llegan entre 2,500 y 3,000 cetáceos, según los últimos registros, tomados en 2005. Si deseas verlas, ármate de paciencia, porque igual un día se esmeran en dar saltos y sacar las aletas y las colas frente a los espectadores y al siguiente ni se dejan ver.

¿Qué hacer?
Hay agencias y operadores turísticos que se encargan de organizar el viaje. Si no quieres usarlos, llegas a Samaná y te diriges a uno de los puntos de embarque: el muelle público de Santa Bárbara, el de Villa Clara, Carenero o Las Galeras. En la provincia Hato Mayor salen barcazas desde Las Cañitas y Sabana de la Mar y en la provincia El Seibo los barcos zarpan desde Miches.


Jimmy Núñez, administrador del santuario, explica que este año fueron concedidos 42 permisos: 39 para embarcaciones fijas y tres permisos rotativos para 11 embarcaciones. También comenta que las relaciones entre el Ministerio de Medio Ambiente y los dueños de barco mejoraron.
“Hemos establecido nuevos mecanismos para darles facilidades y que se sientan a gusto. Las discrepancias de años anteriores se debían a falta de comunicación”, dice.
Ahora, ¿has visto ya muchas veces las ballenas en Samaná y quieres vivir otra experiencia? En el banco de La Plata, en la costa norte, se realiza otro tipo de visita. Aquí las personas pueden hacer filmaciones bajo el agua y nadar con las ballenas.
¿Y por qué no en Samaná? “Por regulación –responde Núñez-. En el banco de La Navidad no se puede nadar con ellas porque el agua es turbia. Además, aquí tienes muchas embarcaciones. ¿Te imaginas las embarcaciones con turistas observando ballenas y gente nadando? Es un accidente seguro”.

¿Cuánto cuesta? Las tarifas son de libre mercado, señala Jimmy. Lo único fijo son los 100 pesos que debes pagar al Ministerio de Medio Ambiente como permiso para verlas.


¿Cómo hacerlo?

“Ellos (los dueños de barcos) pueden negociar contigo para que seas tú quien pagues la tarifa de acceso o ellos te lo incluyen en el viaje”. Un viaje “todo incluido” con las agencias puede rondar entre los 1,900 y 3,000 pesos. La tarifa con los barcos pequeños tipo “concho” depende de la cantidad de personas que lo aborden (más barato mientras más lleno). El observatorio terrestre sobre Punta Balandra es gratis.

¿La mejor hora?
La mañana, si no te gusta el sol. Los viajes organizados suelen salir a partir de las 9:00 a.m. y el resto de las embarcaciones pautan salidas desde las 8:30 a. m. durante el día. “La última hora para salir del muelle es a las 4:00 de la tarde, y deben retornar a los puertos a las 5:00”, apunta Núñez.

¿Hasta cuándo? La temporada de avistamiento termina a mediados de marzo. ¿Qué llevar?
Ropa fresca, bloqueador solar y agua. Si te mareas con facilidad, tómate un anticinetósico (medicamentos que controlan el mareo) media hora o 15 minutos antes de zarpar.


Nuevo administrador
Tras la partida del biólogo Peter Sánchez a finales de 2014, el joven Jimmy Núñez asumió la administración del Santuario de Mamíferos Marinos Banco de La Plata, Banco de La Navidad y Bahía de Samaná. Núñez tiene una licenciatura en Ciencias Navales y otra en Administración de Empresas y una maestría en Negocios y Relaciones Económicas Internacionales. Ha sido administrador del Parque del Este, los cabos Samaná y Cabrón y el salto El Limón y director provincial en La Romana y Peravia. Esta es su segunda temporada de observación de ballenas al frente del santuario.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...