Buscar en el blog

2/1/17

Diez años ya… (Monumento al ego 27)

Yalo en La Cortina, Jarabacoa.
Cómo pasa el tiempo. Con las prisas de fin de año olvidé contarles que el mes pasado Ningún lugar está lejos… en RD cumplió 10 años de andanza virtual. Diez años ya siendo el refugio receptor de esos lugares muy o poco conocidos de República Dominicana donde nos perdemos de vez en cuando.
La complicidad que inició el 5 de diciembre de 2006, con la crónica de un viaje subestimado al pico Duarte, se resume en 677 entradas publicadas y 2,451 comentarios compartidos.
Según Blogger, las entradas más populares han sido La casa de Tarzán (Barahona, con 25,724 visitas), De qué están hechas las gomitas (con 25,131) y Juan Dolio sin gente (San Pedro de Macorís, con 23,858). La entrada más comentada ha sido ¡Vi un jurón! (48), ¿la recuerdan?
El blog se dio a conocer en 2008 gracias a Remo (Remolacha.net), que enlazó la nota sobre el nacimiento de tortugas carey en la playa de Güibia.  Ya pasamos por mucho el millón de visitas (algo genial, porque nunca tuvimos grandes pretensiones).

¿Qué decirles que no sepan? Que el amor por la monteadera comenzó hace mucho, entre 1982 y 1983, cuando en el Hogar Escuela La Milagrosa de Moca (monjas, internado) nos llevaron a conocer el Monte de Oración, en San Víctor (Espaillat), y luego la playa Cofresí (Puerto Plata). Y que recuerdo todas las sensaciones que experimenté entonces al ver la naturaleza en su estado puro, y que si no fuera porque apenas comenzaba a aprender a leer y escribir, las habría dejado plasmadas en algún lugar.
Y que las vivencias nunca han parado, porque a partir de 1984, en las Aldeas SOS, la buena conducta y las buenas calificaciones eran premiadas con viajes ecoturísticos y culturales. Y como Yalo siempre se portó bien y sacaba muy buenas notas (ejem), le tocó conocer prácticamente toda la isla siendo muy chica. Sí, toda la isla. De hecho, la primera montaña que escalé, a mano pelá, fue el monte La Ferrière (La Citadelle, Cabo Haitiano, Haití).


Los veranos nos íbamos de campamento (Monción, Jarabacoa, Constanza, Hainamosa cuando era monte…). Conocimos el lago Enriquillo cuando los cocodrilos salían a tomar el sol y se nos permitía acercarnos un poquito, para luego salir corriendo ante el menor movimiento. Nos tocó dormir a orillas de La Confluencia (Jimenoa y Jaque del Norte) cuando eran ríos de verdad, y ‘marotear’ guayabas y naranjas en verdaderos bosques. Cocinamos a orillas de Masipedro; nos tiramos de cascadas que no recordamos el nombre.
Cuánto sol acumulado en la piel… Cuánto lodo en los caminos de Benedicto (La Romana). Cuántas patadas de caballo recibidas por querer ser ‘simpática’. Cuántas caídas en cuevas y orillas de ríos…
¿Y por qué un blog? Antes de 2006 creamos la página ViveDominicana para publicar fotos y crónicas viajeras, pero, por asuntos de manejo, decidimos que era más fácil un blog. Nunca pusimos la página en línea y dejamos perder el dominio.

Pero no nos arrepentimos. Escribir y compartir fotos por aquí es lo máximo. De vez en cuando, incluso, me gusta el blog. En esas ocasiones pienso que, si no lo administrara yo, sentiría mucha envidia de la persona que lo hace (doble monumento al ego, ¡jaaaaaa!).
Dice un amigo muy querido, también bloguero, que “las redes sociales han matado los blogs”. En cierta forma es verdad. Ya no existe ese anillo palaciego de amigos lectores que comentaba por placer y, aunque la gente sigue entrando y las visitas siguen creciendo, no es lo mismo. Se nos cuestiona la poca presencia en las redes, el poco interés en la parte comercial, el poco afán en promovernos como figuras, como marca.
Poca gente entiende que a los monteros de verdad solo les interesa el monte, la naturaleza… Y que si una decide compartir muchas cosas es porque nos da apuros que se queden guardadas por ahí, sin que otros las disfruten. Na, como le dije a mi amigo: sigamos alimentando eso que nos hace felices, aunque solo nos leamos nosotros. Gracias a los que siguen ahí… 

6 comentarios:

Argénida Romero dijo...

¿Nadie ha comentado esta entrada? ¡Nooooooooooo puede ser! Yo llego tarde a comentar y felicitarte. Siempre paso por aquí, siempre me encanta lo que publicas. Nunca pierdas este espíritu.

Se te quiere.

Yalo dijo...

¡Graciaaaas, Arge! Te juro que estabas dentro del grupo de caras que llegó a mi mente cuando escribía la última línea.
Y la “querencia” es recíproca…
:)
Y.

Timoteo Estevez dijo...

Wao! El tiempo pasa muy rapido, ahora la gente esta pendiente a instagram y facebook, como cambia todo. Yalo, orgulloso de seguir esta belleza! Bendiones!

Osvaldo Sandoval dijo...

A pesar de que las redes sociales han acaparado mucho este tipo de trabajos, yo sigo siendo fiel visitante de blog, a tal punto que tengo uno llamado SaludosRD.blogspot.com (el cual actualizo muy rara vez) en honor a ti, ya que tu mi querida YALO me inspiraste (sin chercha) a conocer mi pais y visitar esos lugares exóticos, a tal punto que una vez al mes hago senderismo y ubico balnearios pocos conocidos.

Gracias por despertar ese pasatiempo que hoy en dia disfruto con mi familia!!!
Gracias!!!!!!

Yalo dijo...

¡Timooooo, te quiero!
----------
Hola, Osvaldo. Ay,qué bonito eso que pones. Mil gracias por entrar y ver.
Es lindo, montear. Lindo...
Muy chulas las fotos de Los Patos, Jarabacoa y Los saltos de Jima que están en el blog. Parece que Masipedro está cogiendo agua de nuevo.
:)
Y.

Jose - Agente Especial Ret dijo...

Hola "chica ilusa". Algunas veces viajo, y por no arriesgarme al usar WiFi publico, duro tiempo sin entrar a tu portal. Pero cuando regreso a casa, eres una visita necesaria porque asi lo dicta mi intelecto. Aunque un porco tarde, te felicito por tener uno de los portales mas educativo e interesante de RD. Que sean diez mas, y despues diez mas, y despues diez mas, y despues diez ......................... !!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...