Buscar en el blog

19/1/11

¡Ya están aquí! (2) Regulaciones

Los precios en Samaná rondan los 40 y 50 dólares, pero hay agencias que ofrecen el tour completo (trasporte, observación y almuerzo en Cayo Levantado) por menos de RD$3,000.

----
El trabajo del biólogo Peter Sánchez como administrador del Santuario incluye crear las regulaciones de observación de ballenas y procurar su cumplimiento, dar entrenamiento a los capitanes de las embarcaciones y coordinar los monitoreos y las investigaciones científicas que se realizan en el santuario.
Incluimos algunas de las regulaciones que deberán ser tomadas en cuenta:
-- Al momento de pagar los 100 pesos por derecho a la observación de ballenas, al visitante se le colocará un brazalete, con el fin, informó Medio Ambiente, de “ir transparentizando las visitaciones a esta área protegida”.
-- La cantidad de licencias que se otorgan al año a los operadores de barcos está congelada en 43.
-- Está regulado el acercamiento de las embarcaciones a los animales, que debe ser 80 metros de distancia entre el barco y el animal si se observa una ballena con su cría, y 50 metros cuando hay un adulto o un grupo de adultos sin una cría. Eso puede variar en el momento de la observación si es el animal el que se acerca a la embarcación, dice Sánchez, como suele ocurrir.

-- El tiempo de observación está limitado a 30 minutos por grupo de ballenas. “Con esto estamos evitando que asedien al animal, que pasen el día completo con un grupo de animales”, explica Sánchez. Por esta misma razón, y para que la ballena no se sienta acorralada, sólo tres embarcaciones pueden observar ba- llenas al mismo tiempo, sin importar el tamaño de la embarcación.
-- Las embarcaciones que estén en línea de espera para observar ballenas deben permanecer a 250 metros del grupo de embarcaciones que están observando ballenas.
-- La temporada abarca 75 días: del 15 de enero al 30 de marzo.
-- La observación de ballenas está autorizada de 8:00 de la mañana a 4:30 de la tarde, una hora prudente para que los turistas que llegan en masa desde otros puntos del país regresen con tiempo a sus destinos y para que las ballenas queden libres, “sin gente que las esté sofocando u hostigando”, explica Peter Sánchez.
Muchas de estas regulaciones, señala, son utilizadas en otros países que realizan observación de ballenas. El hecho de regular las licencias, dice, es ya una ventaja con relación a países como Sudáfrica, donde no existe esta norma y cientos de embarcaciones salen a las aguas por las ballenas.

Unas 300 visitas en fechas pico
Las visitas por día al Santuario Marino rondan los 350 visitantes en fechas pico. En los últimos tres años, el 60 por ciento de los visitantes ha sido extranjero y el 40 por ciento, local. “En el 2009 tuvimos casi 26,000 visitantes y en el 2010 casi 28,000; este año esperamos llegar a las 29,000 ó 30,000 visitas. Vamos rumbo a eso”, opina Sánchez.

Horarios
La observación de ballenas está autorizada de 8:00 de la mañana a 4:30 de la tarde, una hora prudente, dice Sánchez, para que los turistas que llegan en masa desde otros puntos del país regresen con tiempo a sus destinos y para que las ballenas queden libres de hostigamiento a partir de esta hora.

----
¡Ya están aquí! (1)

1 comentario:

Timoteo Estevez dijo...

Quiero ir pá llá, super apero se ve!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...