Buscar en el blog

4/9/09

Los encantos de Valle Encantado

CON RAZÓN ES FÁCIL PERDERSE ALLÍ. PALPAMOS EL PORQUÉ DE TANTAS LEYENDAS SOBRE DESAPARICIONES Y MUERTES EN EL VALLE. Y NO ES PARA MENOS

-----
Texto y fotos: © Avic García
-----

Muchas son las historias que se tejen respecto al Valle Encantado, ubicado a 2,250 metros sobre el nivel del mar, que anima a conocerlo personalmente y descubrir sus encantos. Partimos, el grupo de Indiana Adventure Team, puntuales desde Constanza a las 4:00 de la madrugada a solicitud de nuestro guía, Miguel Abreu, conocedor del ultimo rincón del lugar, y quien se desempeña en el área de búsqueda y rescates en operaciones de montaña, así como a los también guías Máximo Kelly y Martín Ramírez. Con ese aval, había seguridad de salir viva del lugar.
Luego de un desayuno que compartimos con el personal del puesto militar de Valle Nuevo, nos dirigimos hacia Alto Bandera, a 2,800 metros sobre el nivel de mar, a presentar los permisos de lugar para poder acceder al área protegida.
Salimos hacia un recorrido que nos tomó aproximadamente seis horas a través de los 20 kilómetros que conducen al Valle, ida y vuelta. Habíamos escuchado la noche anterior las leyendas sobre el valle y estábamos dispuestos a conocer el misterioso lugar, a pesar de haber un “sendero” tuvimos que ser auxiliados con el corte de algunas ramas que permitieran el acceso de tan frondoso lugar. Con razón es fácil perderse allí. Palpamos el porqué de tantas leyendas sobre desapariciones y muertes en el valle. Y no es para menos. Si no eres conocedor del lugar, es seguro que te extravías.

Leyendas
El nombre real del valle, según nos comentara la noche anterior el señor Constancio Cassá, era “Sabana sin Provecho”, ya que los cazadores de cerdo cimarrón, por alguna fuerza extraña, no podían atrapar a los animales en dicho lugar.
“Cuenta la leyenda que el valle fue habitado en tiempos remotos por un señor procedente de La Vega o Santiago, quien en compañía de dos esclavos se refugió en el lugar llevando consigo su fortuna en el “lomo de las bestias”, pereciendo el señor junto a uno de sus esclavos, logrando el otro regresar a los lugares habitados, pero no pudo explicar de dónde venía: estaba totalmente contrariado o hechizado.
Otra leyenda cuenta que dos señores se establecieron en el valle, uno de los cuales pereció; el otro, después de varios años de permanencia allí, regresó, pero en las mismas circunstancias del esclavo de la leyenda anterior: no sabía de dónde venía.
En cuanto a la fortuna, se cuenta que quedó enterrada al pie de un árbol plantado expresamente para que sirviera de señal del lugar donde fue enterrada.

Explorando
Camino al valle se encuentra la Loma de la Paila, que debe su nombre a los restos de una paila que se rompió cuando se dirigían al valle los señores mencionados. En el trayecto se encuentra también la Loma del Mulo, porque hasta allí llegó uno de los mulos que llevaban y que trató de escaparse en varias ocasiones.
Esa fortuna era lo que el general venezolano Horacio Blanco Fombona buscaba en el siglo pasado y que le costó la vida, ya que extraviado en el camino, sin poder salir, murió de hambre.
ESA FORTUNA ERA LO QUE EL GENERAL VENEZOLANO HORACIO BLANCO FOMBONA BUSCABA EN EL SIGLO PASADO Y QUE LE COSTÓ LA VIDA, YA QUE EXTRAVIADO EN EL CAMINO, SIN PODER SALIR, MURIÓ DE HAMBRE.


En lo que respecta a las leyendas que lo hacen aparecer como “encantado”, tiene su explicación en que se trata de una región muy lejana de todo sitio habitado, donde reina perpetuamente una densa niebla (datos entregados por nuestro guía).
Luego de ver los orígenes del río Nizao en pleno valle, contemplar su belleza y dejarnos encantar, partimos hacia la Sabana de Calderón, próxima al Valle Encantado. En el trayecto nos encontramos con piedras basálticas, restos de un antiguo volcán del área. En la sabana existía un aserradero a vapor con agua extraída del río. Duró aproximadamente 60 años; fue cerrado en el año 1967 por orden de Joaquín Balaguer. Del mismo salían aproximadamente 3 o 4 camiones diarios cargados con madera. En dicho lugar sólo queda una vieja caldera que no pudo ser sacada.
El reloj marcaba las 4:00 de la tarde, hora del regreso. Ya la neblina, dueña del lugar, comenzaba a poblarlo.

9 comentarios:

Yalo dijo...

Buen trabajo. Avic. Y muy bien contado. Las fotos están preciosas.
Abrazos,
Y.

Héctor Emilio (Motika) dijo...

Excelente! Me dió envidia, siempre he querido ir a Sabana sin Provecho. Es uno de los pendientes que tengo.

Jhonatan Liriano Lizardo dijo...

Qué chula es esa sabana. Las fotos están muy bonitas. Y tú, Yalo, pusiste en el cabezote una foto que, desde mi punt de vista, es una obra de la genialidad. Un beso.

Timoteo Estevez dijo...

wow, increible... excelente trabajo por ella... me enamoró ese texto...

Anónimo dijo...

Hola Yalo,
Quiero dar las gracias a traves de este mensaje a los que escribieron en tu blog sobre el artículo y sobre todo a ti por publicarlo.
A Motika que se anime a explorar de nuevo... hace mucho que no lo vemos...
AVIC

Gigi en Gigilandia dijo...

Hola Yalo

Me gusta muchoo tu blog y tus fotos son chulisimas.
Tu perfil está super sincero.
Un besote y yo también pienso en cuanto pueda ir a conocer ese valle.

Un enorme abrazo

Yalo dijo...

Hola, Gigi. Mil gracias. Tienes razón, hay que ir a Valle Encantado en cuanto se pueda. Hasta dan ganas de quedarse a vivir ahí...
Y.

elias v. dijo...

Me habría gustado leer esto antes de ir al valle, bien detallado.

Edwin dijo...

Que buena tu historia, me gusto mucho, tengo unos años por visitar ese Valle, pero no por la ruta tradicional sino por otra desde Bonao.

Me gustaria saber donde se obtienen los permisos para ir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...