Buscar en el blog

7/10/10

En la gallera...

No sabía que había que pagar para ver las peleas

------
No tenía idea de que el ambiente de las galleras fuera tan intenso. Es cierto todo lo que dicen: la bulla, el ¡voy al pinto!, ¡voy al negro!, ¡voy al rojo!, el dinero (miles y miles de pesos) rodando entre las manos de los apostadores, tipos que gritan como si estuvieran al tris de caerse a trompadas y nada, que así es que hablan; el calor, el olor a sudor, a cerveza, a carne frita y a empanadas y la confirmación del dicho ese que dice que la palabra del hombre sólo es válida y sincera en una gallera.

De lo que casi nadie habla es del silencio que se hace cuando los gallos que pelean -de tantos picotazos y espuelazos que dieron y recibieron- se tambalean por el “ring” como borrachos, se marean, caen y dejan de moverse por largos segundos. Y la algarabía que truena otra vez cuando uno de ellos se mueve, le cuentan los minutos reglamentarios al que sigue tirao y proclaman un ganador.
Tampoco sabía que había que pagar para ver las peleas, y que debes conservar el ticket si sales y vuelves a entrar, y que hay todo un protocolo de pesaje y exhibición de los gallos que puede provocar risa en los no seguidores de este “deporte”.

La mayor sorpresa que me llevé fue ver a los dueños y cuidadores de gallos tratar a estos animales como príncipes antes de la pelea, y luego rociarles, untarles y darles a tragar medicinas lo más rápido que pueden si, después de todos los golpes que recibieron, quedaron vivos. Hasta los lloran, algunos. En serio. Entonces me pregunto qué gracia tiene tratarlos como reyes, cuidarlos y mimarlos para luego incitarlos a la muerte. En todo caso no sabría distinguir qué es más cruel: lo que hacen en España con los toros o lo que hacemos aquí con los gallos…

9 comentarios:

Timoteo Estevez dijo...

Eso es un Negocio full.

jose dijo...

Ja ja ja, Yalo no vuelves porque hay que pagar, que roble eres.

Òscar dijo...

Confieso que, como tradición dominicana, me llama la atención y me ha gustado leer tu entrada. De todos modos, creo que sería incapaz de asistir a una pelea.
Por cierto, sabes q hace pocos meses se prohibieron las corridas de toros en Catalunya? :-)

Yalo dijo...

Señor Timo...
------
Hola, José. A lo mejor no es el hecho de pagar en sí, sino el de pagar para ver semejante espectáculo. Como que duele dar dinero para ver eso.
--------
Pues qué buena noticia, Oscar. Qué buena noticia...
--------
Abrazos,
Y.

Anónimo dijo...

me encanta como escribes,con ese tacto y es vivacidad que le da a tus historias,algo asi como un toque personal. felicito tu trabajo
y tu entrega. realmente disfrutas lo haces.

Keseyoke dijo...

Primera vez en mi vida q veo una periodista usar el termino "picho"...siempre me he preguntado que connotacion posee esa palabra. Eso de los gallos tiene fuerte arrigo en la cultura dominicana, incluso en la musica tipica, q se expandio en las galleras. Es un espectaculo cruel porque apelan al instinto de los gallos, pajaritos bravos esos, hmmm.

Aqui tengo algunos panas q bregan con eso, macan tabaco y los rocean, yo no soy participe de eso loconsidero un acto de crueldad animal. Buen trabajo de espionaje Yalito.

Jose N. Hernandez M. dijo...

Hola Yalo!
Te falto que vas al "giro" también. Me permito argumentar algo, que es el único deporte donde se comen el atleta.

El muchacho es = al que no ve, hace varios años atras (muchos) era un fanatico de esta polqueria de deporte, cuando uno toma conciencia de lo que es, es simplemente un acto criminal.

Saludos

Roberto R. dijo...

El unico deporte en el siglo21 donde se maltratan y mueren animales para el disfrute y veneficios de "personas" QUE DEPORTE que se maten las personas igual que esos gallos.

soraya dijo...

JeJeJe...excelente entrada, mi niña. nunca veo ni leo absolutamente NADA relacionado con esta manifestación odiosa de crueldad humana en pleno siglo 21...pero te confieso que acabo de disfrutar tu artículo. Tienes muuucho talento. Felicidades!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...