Buscar en el blog

5/11/11

Tú y yo: flores que paren flores

-----
La Yalo está acostumbrada a pasar vergüenza, pero esta le dolió de verdad. Le dolió tanto que esta entrada va dedicada a alguien muy chévere, pero culpable de haberle provocado el dolor.
A ver, resulta que la práctica de una de las clases del Diplomado Internacional en Periodismo Ambiental la hicimos en el Jardín Botánico (JB). Al terminar, cuando el grupo de comunicadores salía del jardín de plantas endémicas y nativas, luego de unas explicaciones realmente maravillosas, el director del JB le enseña al grupo la “tú y yo” (Euphorbia milii), una flor muy linda formada por dos pétalos que parecen encontrarse (mirarse, besarse, abrazarse) y que por eso le llaman así. Y la Yalo, de presentá, le dice al director que en su casa hay florecitas de "tú y yo" que nacen directamente del centro de otra flor, y que del medio de esa nueva flor, a su vez, salen otras flores. Y que del centro de una sola flor salen a veces hasta dos y tres flores.
Y él dice que no, que eso no es posible. Así. A lo mejor no entendió, porque la Yalo habla medio enredao. Y ella vuelve y le dice que sí, y él vuelve y dice que no. Y la Yalo se queda callada. A lo mejor son especies diferentes, piensa. De chiquitas ella y sus hermanas usaban como aretes unas "tú y yo" pequeñitas, muy rojas (Euphorbia milii), que se daban por todos lados.

Y entonces promete vengarse, y le dio por retratar "tú y yo" de las que le decía al director del JB, con tan buena suerte que del medio de una de las flores que retrató había brotado no otra flor, sino otra matita (un hijito) de “tú y yo” (je). Como se ve en las fotos, las flores no comparten el mismo tallo, sino que éste sale del centro de la flor ya formada.
Sin privar en botánica, su teoría es que el tallo sigue creciendo a través del centro negro de la flor una vez esta se ha formado y se une al estigma, sabrá ¿Dios?, pero de que la flor sale de otra flor es verdad. Seguro habrá que repasar las clases esas de biología donde tratan las partes de la flor y hablan de carpelo, estigmas y otras palabras raras.
Algunas de las del Botánico, luego vi en mis fotos, salen todas de un tronco común, formando un capullo, y tienen en el centro florecillas amarillas (ver foto más abajo). Las "Tú y yo" que "paren flores" caen en forma de ramillete y el centro de algunas, cuando se seca la florecilla amarilla, se pone negro y pegajoso. Según otra teoría del repertorio personal de la Yalo, la cosa esa negra del centro de la flor, al tornarse pegajosa crea las condiciones para que se forme otro tallo y nazca una nueva flor, pero también vio otras cuyos centros nunca se ponen negros (última flor).
Nada. A lo mejor son especies diferentes del género Euphorbia, pero para los fines, "tú y yo". La ciudad está llena de ellas. Los hijitos que han salido de las flores de las matas de la Cafetería 2000 (ensanche Miraflores) están tan grandes que Rafaela no encuentra ya qué hacer con las matitas. Hasta risa da justificar con tantas explicaciones lo que las fotografías muestran de manera tan obvia.



3 comentarios:

Timoteo Estevez dijo...

Esa es la "Flor Madre"... "Florece la flor de la madre flor"

Anónimo dijo...

Yus verguenzas son muy simpaticas. Pero ninguna como la de Sebastian.
Solo a VJ, una joven cibaena le pasan situaciones similares.

Daniela Cruz Gil dijo...

Gracias a tu post me di cuenta que el jardin frontal de mi casa está plagado de Tú y yo... Tal vez un día empiece a parir "nosotros"

Un beso Yalo!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...