Buscar en el blog

22/4/09

El horno panadero de Andre Coffi

Vino de Haití en 1985 a trabajar en los campos de caña del país y se quedó a vivir en el batey Doña Lila, en el municipio Consuelo (San Pedro de Macorís), un lugar donde aproximadamente 200 personas sobreviven por obra, gracia y misericordia divinas.
Cuando se acaba la zafra no hay mucho que hacer, así que André Coffi vende mabí, dulces y conconetes para sostenerse –es soltero y tiene siete hijos.
Pero los días de pago Coffi se convierte en panadero. El panadero del batey Doña Lila.
El horno se lo construyeron hace dos años “unos padres americanos” a los que la comunidad recuerda con cariño.
Ubicado al fondo del cacerío de 25 viviendas, parece una pequeña ermita hecha de blocks, cemento y ladrillos.
Luce casi nuevo porque, como entenderán, los pagos no se hacen muy a menudo (la zafra dura cinco o seis meses) y Coffi debe viajar a San Pedro a Macorís (12 ó 13 kilómetros aproximadamente) a comprar la harina, porque ese ingrediente es un lujo en el pequeño ventorillo del batey, del que se encarga Agustín Pardilla, uno de los fundadores del lugar, allá por 1975.
La dueña de las tierras se llamaba Lila, y por eso el batey lleva su nombre.
Coffi dice que ha pasado “mucha calamidad” en esta vida. Y parece que es cierto. Sus pocos años (58) delatan mucho trabajo, mucha lucha, mucho sol cayendo sobre su negra piel, muchas horas de zafra, muchas promesas incumplidas. Y él se ríe con cara de tonto, ingenuo, esperanzado, buena gente…
-----
Ya saben. Si viajan al Este y deben tomar la carretera San Pedro-Consuelo-Hato Mayor, deténganse un día en un colmado o supermercado, compren una libra de harina de trigo, tomen la carretera y después del batey Don Juan y antes del batey Consuelito doblen a la derecha y llévensela a Coffi.
De la carretera al batey sólo les tomará unos cinco minutos, pero las brasas del horno de André Coffi arderán por horas y todos en Doña Lila se lo agradecerán. A cambio, él les regalará su sonrisa ingenua, tonta, esperanzadora...

7 comentarios:

Tulio José Mateo dijo...

Ingenua, tonta, esperanzadora... qué bueno sería que muchas cosas fueran así. Mejor sería pagar en harina para Coffi que en malversaciones y tergiversos ya televisados, no?
Amén para nos, y varios sacos para el Coffi.

Timoteo Estevez dijo...

hay,es una historia jevi. conozco un monton de gente de esas, incluso mi abuela tiene un horno de barro, donde hasta cerdo en navidad pueden cocer, es jevi, y esos panes salen buenisimos.

tambien un señor en el municipio de caballero, tiene un horno de piedra de marmol. increiblemente increible. quiero conocer a coffi. jejeje buena historia.

J. M. Rosario dijo...

Hola, Yaniris. Quiro decirte que esta me parece una entrada muy humana y llena de interés para la vida de los pobres. Me hará admirar más tu trabajo todavía. Cuento precisamente con un plan para producir pan por parte de familias pobres, de modo que llegue a ellos a menor costo y de mejor calidad.
La muestra que presetas es muy atractiva en términos de costo y factibilidad.

Seguiré aquí!

Yalo dijo...

Cierto, Tulio, el mundo fuera diferente. Muy diferente.
----
M..., Timo, de piedra de mármol? Y qué cuece en él?
----
Buena obra, J.M. Suerte!

Y.

Timoteo Estevez dijo...

de barro.
sorry, no habia visto el coment.
de barro. ella misma lo prepara, ese es grandoteeee, el fogon de mi abuela, es para cerdos en navidad, y ella preparaba unas masitas que todos le llamaban "pipila" y por eso es que mi abuela le llaman pilila. .saludos!!!
es muy grande es de lodo con piedras dentro y block.

Timoteo Estevez dijo...

horno.

Timoteo Estevez dijo...

conchale, el horno de marmol, si de piedra de marmol... y coce pollos y hace masita. con el, tambien para preparar casabe, y algo que le llaman pan dulce, uno que es de yuca.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...