Buscar en el blog

2/7/12

La Plaza de la Poesía

¿Qué tal un paseo por uno de los rincones más quietos e inspiradores de la Zona Colonial? Está ubicado en la calle La Atarazana, justo en la curva que se forma en el costado derecho del Alcázar de Colón. Su nombre, Plaza de la Poesía, honra la memoria de la poetisa y educadora dominicana Salomé Ureña de Henríquez (1850–1897).  Una escultura de la fundadora del primer centro de educación superior para mujeres jóvenes en República Dominicana, el Instituto de Señoritas, sobresale en el pequeño y acogedor espacio.
Inaugurada el 20 de octubre de 2011, durante la celebración en el país del Tercer Festival Internacional de Poesía Santo Domingo 2011, la plazoleta es el lugar perfecto para leer, meditar o descansar tras un recorrido por los principales atractivos de la Zona Colonial.

Entorno cultural
La Plaza de la Poesía forma parte del Circuito Cultural de Las Atarazanas, que incluye la Librería de Cultura y la tienda de artesanía Manos Dominicanas.
El área donde está ubicada, al norte de la Ciudad Colonial, es una de las más visitadas del centro histórico de Santo Domingo, declarado patrimonio de la Humanidad en 1990. En sus alrededores se encuentran –además del Alcázar y la Plaza España– el Museo Naval de Las Atarazanas, la Puerta de Las Atarazanas, el Museo de las Casas Reales, el Museo Casa de Juan Pablo Duarte, las alcantarillas coloniales, el Museo del Ron y la Caña, el Fuerte de La Carena y la Batería del Almirante.
Con las paredes blancas de los recintos coloniales al frente y las piedras marrones del Alcázar de Colón detrás, no es un lugar fácil de encontrar en el entramado de la Zona Colonial. La Atarazana, una calle muy visitada durante la noche por turistas y locales que se acercan a sus bares y restaurantes, luce despejada durante el día. Y es esa quietud que parece desprenderse del movimiento continuo de La Zona lo que convierte a esta plaza en un refugio citadino para los amantes de la lectura y el silencio.

1 comentario:

Timoteo Rafael Cedeño dijo...

Hasta me he acostado en esos bancos de la plaza, pero ahí hay un bajo a cloaca que Dios se lo bendiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...