Buscar en el blog

20/5/10

Propone cambio radical en la Ciudad Colonial (2)

“No debemos asustarnos por lo atrevidas que puedan parecer (las propuestas) y las implícitas deducciones de un indeseable irrespeto hacia nuestro Centro Histórico como Patrimonio de la Humanidad”

Yaniris López
Listín Diario

De cara al mar
En lo referente a las áreas verdes, Franco propone que se libere la parte de la Ciudad Colonial comprendida entre la Palo Hincado y la Paseo Presidente Billini (ver infografía) para que la perspectiva de la ciudad se abra al mar.
“Se hace necesario rescatar el concepto de ciudad abierta al mar como parte de los fundamentos de su propia fundación y de su primer desarrollo. No se trata del puerto apoyado en el río, se trata de abrir las perspectivas urbanas hacia el mar”, explica, y señala que la ciudad española de Barcelona tenía el mismo problema, pero que aprovecharon la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992 para liberar una zona del centro histórico, reacondicionar viviendas y construir otras más modernas, manteniendo la unidad urbana.
“Aquí no habría problemas porque esa parte no era parte de la Zona Colonial, se asentó a finales del siglo XIX y en el siglo XX, sobre todo, y no hay nada de la colonia; cuando lo planteé la comunidad brincó”, expresa el arquitecto.
Como la mayoría de los que viven en las viviendas son dueños, se podría acordar con los inquilinos la construcción de cinco o seis edificios que armonicen con la zona, sugiere.
Lo ideal, dice, sería que un promotor privado se encargara de armonizar con los inquilinos y entre todos crearan una compañía por acciones con el valor de sus viviendas. El promotor se encargaría de rescatar las viviendas y entregarle al Gobierno el parque con los edificios.
¿Se puede? ¿Es viable? “Claro que se puede, se hizo en Barcelona”, responde Franco. Ese sería el gran pulmón de la Zona Colonial, del que actualmente carece, manifiesta.

Una propuesta para discusión

Franco aclara que sus formulaciones no forman parte de un proyecto, sino de una propuesta para discusión cuya ejecución dependerá de la voluntad política. Admite, incluso, que algunas de las recomendaciones parecerán atrevidas e irreverentes respecto del tradicional enfoque que se hace de nuestro patrimonio monumental.
“No debemos asustarnos por lo atrevidas que puedan parecer y las implícitas deducciones de un indeseable irrespeto hacia nuestro Centro Histórico como Patrimonio de la Humanidad”, asegura. “En otras ocasiones he planteado el mérito de las mismas comparándolas con los resultados alcanzados en otros Centros Históricos mucho más antiguos que el nuestro y con más dificultades técnicas que nuestro caso”.
Además, sigue, no importa el tiempo que se tome finalizar la propuesta, dada la envergadura y la organización empresarial que requeriría. Lo importante, en todo caso, es que genere beneficios a la comunidad y a la actividad turística, concluye.
El Instituto Dominicano de Planificación Territorial fue creado en el 2009 con el propósito de crear en la ciudadanía una cultura de planificación de territorio que se forme desde las juntas de vecinos. Entre sus miembros figuran renombrados arquitectos y urbanistas del país como Rafael Tomás Hernández y Eugenio Pérez Montás.

-----
Relacionado:Propone cambio radical en la Ciudad Colonial (1)

2 comentarios:

Timoteo Estevez dijo...

otra vez con la misma jodienda... jejejej pero na, si el pueblo quiere que lo haga,digo yooooo?

Gigi en Gigilandia dijo...

Tener fe es lo que nos queda y muchaaaaaaaa paciencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...