Buscar en el blog

26/7/17

Manglares: turismo y biodiversidad

En el Día Internacional de Conservación del Ecosistema de Manglares, repasamos su importancia para la vida y dónde encontrarlos –y disfrutarlos- en República Dominicana 

-----
Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
-----
Pasear entre manglares y detenerse a observar aves y crustáceos entre sus ramas y raíces es una placentera actividad ecoturística que complementa muchas de las ofertas turísticas dominicanas.
Sin embargo, según la Unesco los manglares costeros se encuentran entre los ecosistemas más amenazados de la Tierra. 
“Hasta la fecha se ha perdido el 67% de estos y en los próximos 100 años podrían perecer casi todos los manglares no protegidos”, señala el organismo a propósito de celebrarse hoy el Día Internacional de Conservación del Ecosistema de Manglares.

¿Por qué protegerlos? De acuerdo con el organismo internacional, “los ecosistemas de manglares proporcionan beneficios y servicios esenciales para la vida”, entre ellos suministro de seguridad alimentaria, mantenimiento de las pesquerías y los productos forestales, protección contra las tormentas, los tsunamis y el aumento del nivel del mar; prevención de la erosión de los litorales, regulación de la calidad del agua costera y provisión de hábitats para especies marinas en peligro.


CUATRO TIPOS EN RD 
Se cree que la palabra mangle es de origen guaraní y que significa “árbol retorcido”. Los llamados bosques anfibios, exclusivos de los trópicos, se desarrollan en depresiones costeras llanas donde abundan los sedimentos marinos o fluviales. Datos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales registran que República Dominicana dispone de unos 258 kilómetros cuadrados de estos bosques, representados por cuatro especies principales: Rhizophorae mangle (mangle rojo), Avicennia germinans (mangle negro), Laguncularia racemosa (mangle blanco) y Conocarpus erectus (mangle botón).


REFUGIOS DE VIDA
En República Dominicana, los ecosistemas de manglares más importantes se desarrollan en la costa Atlántica, al noroeste y noreste del país. Los más saludables y abiertos a la exploración ecoturística están ubicados en el Parque Nacional Los Haitises (en el Manglar de Caño Hondo), a lo largo de la zona costera entre Puerto Plata y Montecristi (Bahía de Luperón, Estero Hondo y Parque Nacional Montecristi), en los alrededores de la Gran Laguna de Perucho (María Trinidad Sánchez) y los manglares del caño de la Laguna Gri-Gri, en Río San Juan.


De gran belleza, saludables y también accesibles al público figuran los manglares de la laguna de Bávaro (La Altagracia), los de Sabana de la Mar (al oeste de Hato Mayor) y los mangles de los Humedales de Nigua, en San Cristóbal. No tan accesibles pero que igual invitan a la exploración están los mangles de la Isla Saona y los del río Higuamo en San Pedro de Macorís (la belleza de estos últimos se puede disfrutar a bordo de un catamarán).
El año pasado, y para celebrar esta fecha, el Ministerio de Medio Ambiente inició un plan de reforestación masiva y limpieza de los cuerpos de agua donde abundan los manglares en diferentes provincias costeras.


DE INTERÉS 

  • La conservación del ecosistema de manglares se celebra desde 2004 promovida por la organización Red Manglar Internacional, pero fue establecida oficialmente por la Unesco a partir de 2015 como Día Internacional de Conservación del Ecosistema de Manglares. 
  • Las excursiones a Punta Rucia, frente a la costa de Montecristi, incluyen un recorrido por los manglares de Estero Hondo, frente a la costa de Puerto Plata. 
  •  El sendero temático habilitado en los alrededores de la laguna de Bávaro esta laguna permite al visitante observar de cerca las características de los mangles. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...