Buscar en el blog

18/8/17

Turismo botánico en La Salcedoa


Entre los 500 y 800 metros sobre el nivel del mar crece la Salcedoa Mirabaliarum, en la cordillera Septentrional. Viajamos para conocer la rarísima planta, endémica de la zona.

----
Yaniris López
Tenares, Hermanas Mirabal
----
Viajar con el objetivo de conocer plantas y de manera respetuosa observarlas en sus espacios naturales, escudriñar cada detalle de sus partes y niveles de crecimiento, fotografiarlas y admirar sus formas y colores… A eso le llaman turismo botánico y, para los amantes del reino vegetal, es mucho más que una jornada de ida y vuelta.
En esta ocasión la ruta enfila hacia la Reserva Científica La Salcedoa, en las estribaciones de la cordillera Septentrional, entre las provincias Hermanas Mirabal y Espaillat. ¿La recompensa? Dar con el lugar donde crece, en todo su esplendor, la Salcedoa mirabaliarum, especie endémica de República Dominicana en peligro crítico de extinción de cuyo hallazgo se cumplen 20 años este 2017. La planta crece entre los 500 y 800 metros sobre el nivel del mar, así que ¡a subir!


La flor de Las Mirabal En la comunidad de Blanco, al norte del municipio de Tenares, se encuentra el sendero oficial que lleva hasta la población de Salcedoa Mirabaliarum de más fácil acceso para el visitante. También se sube por la zona de Mango Fresco.
El primero es un largo trecho que sale de la carretera Tenares-Blanco y se adentra en el extremo este de la reserva científica hasta la caseta del guardaparques, ubicada por la zona que llaman La Jíbara del Peñón del Nuevo Mundo, el lugar donde fue encontrado el arbolito en 1997.
Son unos cuatro kilómetros de caminata entre paisajes que zapean entre el bosque húmedo y nublado de la cordillera y áreas abiertas donde se pueden observar las arrugaciones verdes que cubren las lomas del sistema cárstico más elevado del país.


El recorrido, de dificultad media para aquellos que no suelen hacer ejercicios, obliga a detenerse muy seguido para llenar los pulmones de aire limpio y para no perderse las panorámicas de casi 360 grados de los alrededores: de un lado, el verde de los reductos vegetales dejados por la agricultura y la deforestación y, del otro, lomas y lomas que se superponen como si de un dibujo se tratase.
Las pozas, las cuevas y los nacimientos de ríos que invitan a un recorrido por La Salcedoa como área protegida no son prioridad en esta ocasión.  El objetivo es encontrarla a ella. 


Las ondulaciones de los mogotes terminan en el refugio del guardaparques, a 800 metros de altura. A lo lejos, una vista impresionante que recoge parte del Parque Nacional El Choco y la costa Atlántica. Una vez frente a la caseta, la abordamos por su costado izquierdo y bajamos la ladera hasta el matorral más cercano.
Y comienza la búsqueda, con precaución para no caer colina abajo. Allí, con su singular color púrpura (dicen) se levanta la Salcedoa mirabaliarum. 


¿Cómo reconocerla? Es un arbolito que alcanza entre 4 y 6 metros de alto, de ramas glabras (lisas) o tomentosas (capas de pelos), la describe el Jardín Botánico Nacional. Las hojas son simples, alternas, tomentosas, agrupadas en el ápice de las ramas, y tienen de 5-13 centímetros de largo por 1.5-4.5 centímetros de ancho; son coráceas (parecida al cuero). Sus flores son hermafroditas, con 4-5 por capítulo; la corola roja, bilabiada, glabra.
Como florece todo el año, cualquier época es ideal para subir y conocerla. Lo que sigue es seguir explorando los alrededores, contentos de haber conocido una especie que, una vez publicada, fue considerada rarísima para la ciencia. 


DE LA FLOR. La Flor de las Mirabal fue encontrada en 1997 durante exploraciones realizadas por los técnicos del Jardín Botánico Nacional (JBN) Francisco Jiménez, Alberto Veloz y Ángela Guerrero en La Jíbara. Fue publicada en 2004 como un espécimen nuevo (y raro). Nombraron su género Salcedoa en honor a la entonces provincia Salcedo y la especie la llamaron mirabaliarum para honrar a las hermanas Patria, Teresa y Minerva Mirabal. El nombre científico es Salcedoa mirabaliarum F. Jiménez R. & L. Katinas.

ÁREA PROTEGIDA.  El decreto 571-09 crea la Reserva Científica La Salcedoa, en un área de 41.2 kilómetros cuadrados, “con el propósito de garantizar la conservación de los ambientes exclusivos, la dinámica del bosque nublado y el relieve abrupto del sistema cárstico más elevado del territorio nacional, ubicado en el firme de la Loma El Peñón del Nuevo Mundo, lugar donde fue descubierta y tiene su hábitat natural la especie botánica nueva para la ciencia Salcedoa mirabaliarum, cuya distribución en el territorio nacional se encuentra restringida a estas estribaciones montañosas de la Cordillera Septentrional”.


DE INTERÉS:
-- Antes de convertirse en área protegida, la zona era dedicada al cultivo de yautía, pastizal para ganado en los fondos de los mogotes y extracción de madera.
-- Para una experiencia más segura, pueden coordinar la visita guiada a través de la Oficina Técnica de la Provincia Hermanas Mirabal y la Asociación Para el Desarrollo de Tenares (Asoprodete).

3/8/17

Neptuno (#tbt, Puerto Plata 2007)


¿Recuerdan a Neptuno? “Vivía” en esta islita frente al malecón de Puerto Plata. Las fotos fueron tomadas el 14 y el 15 de julio de 2007. Hace 10 años. Al pobre le robaron el tridente, se lo robaron a él (su cuerpo) completo (dizque para venderlo por piezas), apareció mutilado/tirado en las calles de la ciudad, lo devolvieron a su lugar y luego desapareció para siempre. Así lucía entonces el dios de los mares desde todos sus ángulos, y así también lucía entonces la Novia del Atlántico.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...