Buscar en el blog

21/4/16

Los Tabebuia aurea se visten de amarillo


Poco a poco, para estas fechas, la ciudad comienza a llenarse del amarillo brillante de la Tabebuia aurea, un árbol ornamental originario de América del Sur que por su vistosidad, tamaño y adecuación al medio ha sido tomada en cuenta para el arbolado urbano. Pertenece a la familia de las Bignoniaceae y aquí le llaman roble amarillo. 
En “Árboles de Santo Domingo” (2010), Marianna Zsabó señala que es un árbol mediano (alcanza hasta 15 metros), caducifolio, que florece en primavera y tolera la sequía y el salitre. 
Sin embargo, apunta que debido a que su fuste es a menudo irregular “no es el mejor candidato para plantaciones en hilera” y que, según estudios realizados en Puerto Rico y Florida, no resiste bien a los huracanes. Sus raíces, además, son algo superficiales.
Al margen de las últimas observaciones, es un deleite contemplarlos por todos lados, alegrando con su floración el cada vez más ‘encementado’ paisaje citadino.


20/4/16

¿Amarga? Esas apariencias...


El sabor amargo de las pencas de sábila (Aloe vera) parece que no se extiende a las flores. Para que esta ciguita amarilla (Spindalis dominicensis) se quedara quieta (retándote con la mirada) durante el segundo que tarda un obturador en dispararse una única vez, luego de que notan tu presencia en la galería de la casa, es porque, a la larga, lo que hay dentro de las campanillas es muy, muy dulce…

9/4/16

Frituras en El Tocao


Dicen que en el paraje Tocao (o El Tocao), varios kilómetros al sur del centro de Cotuí, se preparan las mejores carnes fritas del Cibao. De cerdo, de vaca, de chivo. Chicharrones, morcillas, tripas…
Las tajadas rojas y anchas y las tiras blancas y marrones invitando a romper la dieta cuelgan en palos y ranchetas a orillas de la carretera. Las más populares son las que hace Nelson, quien al otro de la vía que conecta Cotuí con Zambrana y Maimón administra también un puesto de frutas.
Estuvimos al tris de comprar algunas tiras y confirmar la leyenda rural y viajera hasta que a una chica se le ocurrió ponerse a barrer justo debajo de las frituras. Y ya saben lo que levantaba la escoba que llegaba, flotando, hasta el apetitoso manjar: la “parte más menuda y deshecha de la tierra muy seca, que con cualquier movimiento se levanta en el aire” (RAE), llamada polvo...

P.D. Idiota, Yalo. Todo lo que se consume a orillas de la carretera lleva el sabor -casi siempre imperceptible- de esas partículas claras.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...