Buscar en el blog

18/5/16

Este hotel por dentro...

Aunque a veces te traten como mierd... –total, una sigue yendo como si nada–, los antiguos bohemios de la Ciudad Colonial reconocemos sentir un cariño especial por este restaurante de la Meriño con Conde.
Debe ser la arquitectura, el lugar, las palomas, la sombra o la figura del álamo de su lateral izquierdo. 
Algo.
Porque fíjense que solo a la quinta vez que le pides que por favor te lleven la pasta con la salsa blanca esa pero sin cebolla, a la quinta o sexta vez, sin mentir, el mozo se viste de valor y te dice que nunca podrá ser, porque la salsa no es natural, es decir no la preparan ellos, sino que viene lista, y no hay forma de sacarle los pedacitos de cebolla, “como usted comprenderá”. 
El objetivo de la entrada es este: como conocemos de sobra el restaurante, ¿no les da curiosidad, cuando le pasan por el frente, de ver/conocer el hotel por dentro, a partir del segundo piso? Conocer sus habitaciones, pasillos, vistas...
----
Bien, aquí las tienen. Algo viejas, eso sí (imaginemos que es un #tbt). 
En 2008 lo incluimos en un reportaje sobre los hoteles de la ZC y como estos hoteles, la verdad, cambian muy poco, es casi seguro que, si volvemos a recorrerla, la estancia lucirá así.
Pasillos, habitaciones...


El Palacio Consistorial desde el balcón.

La plaza Colón y la Catedral desde el balcón del hotel.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...