Buscar en el blog

24/2/15

Barahona y sus hermosos acantilados

La vía panorámica Carretera Barahona-Paraíso incluye tres de los más atractivos acantilados de República Dominicana.

-----
A sur de la ciudad de Barahona, entre Playa Azul, Quemaíto y La Meseta, tres paredes verticales “siluetean” a intervalos la costa caribeña de la Perla del Sur.
A lo largo de unos 15 kilómetros, las paredes desnudas forman una cadena de verdes, marrones, amarillos, blanco calizo y grises dignos de ver y de fotografiar.
En los huecos del terreno se forman ensenadas, pequeños montículos con yerba y maleza, poblaciones de palmas y cocoteros y las inconfundibles playas de olas bravas y arena gruesa que caracterizan la costa barahonera.
Algunos acantilados no se ven desde la carretera. Las mejores vistas se obtienen de los hoteles que usan precisamente como patio las mesetas de estos despeñaderos que, sin alcanzar los 30 metros, se alzan imponentes desafiando los vientos y recibiendo las aguas marinas de un prometedor destino ecoturístico frente al mar.

El paisaje que ofrece la intermitente pared rocosa de color naranja que se ve desde el patio del Hotel Playa Azul, coronada con una frondosa alfombra verde, deslumbra a los viajeros que se acercan a contemplar las bellezas de Barahona.

Desde el hotel Quemaíto se obtiene esta vista del acantilado que termina en la playa homónima, una de las más visitadas de la provincia Barahona, famosa por el ardiente sol que suele acompañar al visitante.

Las primeras luces de la mañana bañan el acantilado del patio trasero del hotel Playa Azul, en su extremo izquierdo. Césped, palmas y una tupida vegetación costera cobijan la meseta.

Grises y blancos. La escarpada pared que se avista desde el hotel Pontevedra corre paralela a la playa La Meseta.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...