Buscar en el blog

31/7/13

Las frías aguas del río Mao

Sí, el calor del verano desespera y hace poco placentera la convivencia en la ciudad. Son días en los que seguro sueña con sumergirse en un río como este.

-----
¿Playa con este calor? Nooo. Las altas temperaturas del verano se “apaciguan” mejor con las frías aguas de los ríos. ¿Sugerencia? Un baño en las casi heladas del río Mao, cerca de su nacimiento, en la estribación norte de la cordillera Central.
Deliciosas pocitas se forman a lo largo de los 105 kilómetros de este río que termina al formar confluencia con el Yaque del Norte en el municipio de Mao, provincia Valverde, luego de correr paralelo al costado este de la ciudad.
Las pozas más grandes y visitadas se forman en y en los alrededores de la presa de Monción y su contraembalse, lugares de impresionante belleza donde se realizan, además, actividades acuáticas y deportivas.
Pero si de verdad quiere sentir el frío en la piel hasta tiritar y ganarle -mientras el cuerpo aguante- la batalla al calor, nada como sumergirse en sus aguas de la cuenca alta, al este de la provincia Santiago Rodríguez y a la altura del municipio de Monción.
“Playitas” de guijarros y cascajo se forman en puntos de ribera (los visitantes suelen llevar sus sillas plásticas y, cobijados por la sombra de los árboles, disfrutar el paisaje) y hondas charcas rodeadas por grandes rocas en las zonas boscosas.

Dónde quedarse
Mientras más al sureste de la provincia se interne siguiendo la corriente del río, menos facilidades para visitantes encontrará. ¿Ayuda? Un punto donde pernoctar, zambullirse en el Mao, caminar por sus orillas y agradecer la existencia de estos accidentes fluviales lo encontrará en el Centro Ecoturístico El Catey, en la comunidad El Aguacate, en la zona de incidencia del Parque Nacional Armando Bermúdez.

--- El río Mao es afluente del Yaque del Norte y es compartido por las provincias Santiago Rodríguez, Santiago y Valverde. Sus alrededores son apropiados para realizar actividades ecoturísticas.
-- A orillas del río, el Centro Ecoturístico El Catey, administrado por una cooperativa de campesinos, ofrece a los viajeros y grupos organizados hospedaje, alimentación, excursiones y otras opciones.

22/7/13

Gallina con “sus” guineítas

Hace unas semanas aprendí (gracias a Robert) que las guineas no “empollan” sus huevos porque se ponen broncas y delicadas, algo así, cuando están poniendo. Que ponen muchos huevos y todas juntas, eso sí, pero ¡ay de aquel que le ponga las manos a los huevos!
Si eso ocurre, no ponen jamás en ese nido y se van, abandonan los huevos.
¿Qué hacen los campesinos, entonces?
Fácil –y cruel, qué se le va a hacer–: les quitan los huevos con un cucharón y se los ponen a una gallina para que los empolle, los saque y se quede con los “polluelos” los primeros días.
Lo que ocurre, también me dice Robert, es que las guineas no saben criar. O no quieren...
Nada, ¿ven la foto? Son “guineítas” escarbando junto a la gallina que les tocó de mamá. Una de las estampas campesinas que nos llevamos del patio de Pedro Suero, el tornero de Nigua (San Cristóbal).

18/7/13

Pedro Suero, un maestro del torno

Con su talento para trabajar la artesanía en madera, este artista del municipio de Nigua, en San Cristóbal, ha sacado adelante a una hermosa familia.

-----
Rodeado de palos, gubias, formones y otros instrumentos usados en carpintería, Pedro Suero se concentra en la copa de caoba que en ese momento va tomando forma en su torno, esa máquina usada para labrar en redondo piezas de madera y otros materiales. Y una máquina que él conoce muy bien, porque la maneja con destreza desde 1992, cuando decidió dejar la soldadura y dedicarse a trabajar la madera. 
En pocos minutos tiene en sus manos una pieza de pulcro y refinado acabado que confirma su prestigio como uno de los mejores torneros del país.
Esa terminación fina y delicada es su carta de presentación. Aquí, en su modesto taller de Nigua, a unos 22 kilómetros de Santo Domingo, da rienda suelta a su talento. Se le oye hablar de punto al aire y punto mariposa, de pinchos, de formón plano y punta gorda, de gubia de canal y de la función de cada utensilio al tallar o esculpir. Terminología del oficio.
“Los objetos con más demanda son las copas y los pilones de majar sazón, pero yo con el torno hago cualquier cosa en madera ñdice Pedroñ: platos, ollas, tazas, bates, portabotellas, terminaciones de patas para sillas y mesas y hasta trompos. La gente trae revistas para que les haga algunas cosas y yo se las hago”. 
Miguelina de la Rosa, su esposa, defiende estas habilidades.
“Hay buenos torneros, pero Pedro es el único que se enfrenta a palos grandes”, exclama.
De lejos se nota que para manejar el torno hace falta mucha concentración, pericia y paciencia.
“Sí, hay que tener mucha paciencia, pero cuando a uno le gusta algo y dedica su tiempo a eso uno aprende, estamos en que le guste”, dice Pedro.
De aprender por voluntad él sabe mucho. Pedro creció recogiendo hojas y cocos que vendía en la ciudad. Nunca le compraron una mascota.
“A los 17 años no sabía leer ni escribir y no le contaba a usted hasta 10”, confiesa. Entonces empezó a enamorarse y le dio apuros ser analfabeto.  
“Le dije a un amigo que me enseñara a leer, que me iba a enganchar”. Cuando aprendió, a los pocos meses consiguió un certificado de octavo y se inscribió en la Academia de Policía de Hatillo. Pasó el examen, lo midieron (buena altura, 5’9), le sacaron sangre y “el 10 de enero de 1982 me enganché”.
Como le gustaban los estudios, Pedro decidió formarse. Motivado por un hermano, se inscribió en la Escuela Vocacional de las Fuerzas Armadas, donde se hizo soldador (lo dejó porque le provocó problemas en la vista) y luego tornero.

El tornero de la Feria
Pedro, de 53 años, es instructor en las Escuelas Vocacionales de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.  De Nigua se desplaza todos los lunes y miércoles hasta San Isidro, en Santo Domingo Este, para impartir clases de artesanía en madera.  Muchos de sus alumnos son hoy profesores de este oficio. También se le ve cada año en algún punto de la Plaza de la Cultura, durante la celebración de la Feria del Libro, concentrado en su torno, rodeado de curiosos.
“El trabajo que hacemos en la Feria es para motivar a los jóvenes a estudiar artesanía. Es bueno, porque al ver el trabajo, algunos toman los cursos”, explica.

El arte de labrar la madera con pasión
Las callosidades en sus manos hablan de lo duro que puede ser el trabajo de Pedro.
Peligroso a veces, dice el artesano, porque se trabaja con corriente y el manejo de la polea requiere de mucha precisión, pero un trabajo que le ha permitido sacar adelante a su familia.
Pedro tiene seis hijos, cuatro con Miguelina de la Rosa, su compañera desde hace 22 años. Y si se toma en cuenta el ambiente de armonía y respeto que reina en el hogar, Pedro, Miguelina y sus hijos conforman lo que los psicólogos llamarían una familia ejemplar.
El artesano enfoca todo su esfuerzo en los estudios de los muchachos porque quiere darles la oportunidad que de pequeño él no tuvo.
Como Pedro casi siempre trabaja por encargo, a veces hay mucho que hacer y otras, no.
Miguelina cuenta que en una ocasión tuvieron que empeñar la estufa y el tanque del gas para mandar a los chicos a la escuela.
“Hemos llevado esta familia pero no ha sido fácil. Nos mudamos aquí sin piso y sin nada. Hay ocasiones en las que a Pedro le dan las 3:00 de la madrugada trabajando, haciendo copas. Si la situación esta difícil y hay mercancía salgo a la calle y la vendo”, afirma Miguelina.
Los hijos compensan tanta dedicación.
La más pequeña, Yahaira (14 años), ya sabe manejar el torno y le va muy bien en la escuela.  A Yan Carlos, de 18 años, que sueña con ser piloto y pronto ingresará a la Academia Militar, un accidente frustró sus planes de convertirse en un jugador de las Grandes Ligas.
Es, pese a esta experiencia, un joven modelo tanto en la casa como en la escuela, por lo que a nadie sorprendió que le exoneraran todos los exámenes en el último año de bachillerato.
“Cuando veo el esfuerzo que hace mi papá no puedo ir a relajar a la escuela. Tengo que trabajar duro para que él vea que ese esfuerzo no es en vano”, expresa Yan Carlos.


Su sueño: construir
una casita de blocks
Pedro nació en la comunidad de Nigua y allí vive con su familia en una parcela de tres tareas que le regaló su mamá. Es feliz criando gallinas y sembrando. “Me gusta esto aquí por la tranquilidad, porque esto no tiene precio. Me pueden dar lo que sea para salir de aquí y no salgo”, comenta.
Él mismo construyó su casita “buscando piedritas en el río Nigua”, que pasa detrás de la casa. Al ver la morada de Pedro, algunos de los curiosos que ese día lo visitaban comentaron que alguien con tanto talento merecería vivir en mejores condiciones.
Él sueña con que sea así. Hace poco marcó las zanjas de una casita de cemento que espera construir cuando tenga ‘fuerza’ (dinero).  Si desea cooperar con este sueño de Pedro, llámelo al 829.531.5679 o al 809.634.8841.

15/7/13

El centro de los girasoles

-----
El escritor argentino Andrés Neuman dijo en una ocasión: “La rutina se llena de matices en cuanto la anotas”.
Los girasoles confirman, en cierta forma y visualmente, claro, esta linda percepción. O, mejor dicho, ponen a prueba la capacidad visual del ser humano de reparar en detalles y matices apenas perceptibles por las miradas que observan todo en modo macro.
A medida que la colección de fotografías avanza, poco a poco dejas de fotografiarlos. “Ya tengo suficientes”, piensa una.
Hasta que, revisando esas mismas fotos, aterrizas en todos los detalles que hacen diferentes a casi todos los girasoles de tu colección.
En una de esas acciones que la rutina llamaría “operaciones inútiles”, notas que muchos de ellos sólo comparten el color amarillo de los pétalos que enmarcan su centro. Ah, el centro. Algunos enormes, otros pequeñitos, unos alargados, otros redonditos...
Y en el centro del centro: ¿notan las poblaciones de pistilos negros, las alfombras multicolores de florecillas, las pieles de peluche, los arcoíris verdes y marrones? Pensamos que vemos el mismo girasol, pero no es así. ¿Asunto de genes? Sí, lo sabemos. Lecciones básicas de Biología. ¡Pero cómo cambia tu percepción y tu rutina visual en cuanto “lo notas”! 














11/7/13

Y otro reto de observación

Este está superfácil. Vi por ahí un comentario de alguien que decía que nunca se le había ocurrido tomar este ángulo de uno de los monumentos más (...) del país. Así que ahí les va como reto de observación. ¿Saben de qué monumento se trata y dónde está ubicado? Una pista: no se encuentra en la capital. ¡Suerte!

10/7/13

Los hoteles dominicanos con mejor reputación en Internet

A partir del análisis de 72,909 opiniones en línea, ReviewPro dio a conocer la preferencia de los usuarios en el ranking hotelero de República Dominicana

-----
Yaniris López
Santo Domingo
El hotel boutique Atarazana, una mansión restaurada de seis habitaciones construida originalmente en la década de 1860 en la Zona Colonial, es el hotel dominicano con mejor reputación en Internet según los resultados del Global Review Index (GRI), un ranking de hoteles elaborado por ReviewPro, empresa especializada en el análisis de contenido online para este sector.
 Este ranking se calcula, explica ReviewPro, “basándose en las opiniones de clientes recabadas en cientos de agencias de viaje online y en los sitios web de opinión más importantes de la industria”. Hotel Atarazana recibió las mejores valoraciones de los usuarios que colgaron sus comentarios en la red al obtener una puntuación de 97.4%.
En un ranking de 10, el segundo y tercer lugar fueron también para dos hoteles boutique: The Bannister, en Samaná, con un porcentaje de 97.2; y el Tortuga Bay, en Punta Cana, con 93.2. Le siguen el Luxury Bahía Príncipe Cayo Levantado, Casa Colonial Beach & Spa (Puerto Plata), Secrets Royal Beach (Punta Cana), The Reserve at Paradisus Palma Real (Bávaro), Sensimar Punta Cana, el Luxury Bahía Príncipe Esmeralda y el Luxury Bahía Príncipe Ambar, en Punta Cana.  “Nos sentimos muy honrados de que nuestro hotel sea reconocido por nuestros visitantes. Todo se lo debemos al compromiso de dar lo mejor y siempre estar dispuestos a dar un poco más a nuestros clientes”, dice Niurka Rodríguez, asistente administrativo del hotel Atarazana, sobre la elección.

El informe
ReviewPro analizó 72,909 opiniones de 180 hoteles dominicanos con una media de 405 opiniones por hotel.  La empresa señala que para el análisis, realizado del 1 de enero de 2012 al 31 de diciembre de 2012, el GRI sólo toma en cuenta los hoteles con un mínimo de 25 opiniones. En el caso de los conceptos con mejor y peor valoración se utilizó el análisis semántico para “identificar los conceptos sobre los que los clientes hablan en las opiniones y saber si lo hacen de manera positiva o negativa”.
Así, entre los conceptos con mejor valoración figuran la rapidez, el jardín, las comodidades, la calidad-precio y la ubicación; y entre los conceptos con peor valoración el ruido, el olor, la televisión y la condición (del lugar).
De acuerdo con el informe -facilitado por ReviewPro a LISTÍN DIARIO-, las mayores puntaciones en “servicio” las recibieron The Palace At Playa Grande, Hotel Atarazana, Tortuga Bay, The Bannister Hotel y el Hodelpa Gran Almirante Hotel & Casino.  En la relación calidad-precio, los hoteles mejor valorados fueron The Palace at Playa Grande, Hotel Atarazana, Hotel Palacio, Luxury Bahía Príncipe Cayo Levantado y Casa Colonial Beach & Spa.

Otra mirada
¿Por qué es importante tomar en cuenta la reputación online ?Porque, como dice RJ Friedlander, consejero delegado de PreviewPro, “según un estudio de la prestigiosa consultora PhoCusWright, el 93% de los viajeros consideran que la elección de su hotel está directamente influida por las reseñas del mismo en Internet. Por lo tanto, llevar a cabo una gestión activa de la reputación online resulta crítico para el sector hotelero, en tanto que mejora los índices de satisfacción de sus clientes y, en última instancia, aumenta sus ingresos”. 
RJ Friedlander agrega que esta última relación entre reputación online e ingresos quedó demostrada en un estudio realizado recientemente por la universidad de Cornell, en Nueva York.  “A partir de datos aportados por el Global Review Index™ de ReviewPro, se ha demostrado que un aumento de un punto porcentual en este índice de reputación online puede impartir un aumento del 0,89% en sus precios medios diarios, de un 0,54% en su ocupación y de un 1,42% en su RevPar”, indica.

De la empresa. RJ Friedlander creó ReviewPro en 2008 en Barcelona, España. La empresa brinda a establecimientos del sector hotelero una plataforma de monitoreo de lo que dicen los huéspedes en más de 100 sitios de viajes y redes sociales. Esto les permite “medir, analizar y gestionar su reputación online y mejorar los índices de satisfacción de sus clientes”.

6/7/13

Para alcanzar los 10 millones de turistas...


Ha sido nuestra encuesta menos votada (144 votos), pero una de las más reñidas. 
Decía así:
“Las autoridades se han propuesto que nos visiten 10 millones de turistas por año, una meta que esperan conseguir en una década. ¿Qué crees que le hace falta al turismo dominicano para alcanzar esa cifra?”

Acá las propuestas con sus respuestas:

Mejorar las infraestructuras turísticas   41 (28%)
Dar más facilidades a los hoteleros   4 (2%)
Más promoción internacional  34 (23%)
Dar más promoción al “todo incluido”  21 (14%)
Dar más promoción al ecoturismo  33 (22%)
No importa lo que hagan: no lo conseguirán   11 (7%)

A ver. Mejorar la infraestructura –física- hotelera le toca a los hoteleros (ahí les va el mensaje subliminarl como la propuesta más votada). Mejorar las infraestructuras viales, urbanas, monumentos y atractivos nacionales, que sí hace falta, le toca a las autoridades locales (otro mensaje subliminal). El Ministerio de Turismo gasta mucho en promoción internacional, eso hay que reconocerlo, aunque, claro, no nos gusta ese eslogan de mal gusto, dizque que “República Dominicana lo tiene todo” (todo es todo, eh). Y ahí, en un honroso tercer lugar, la propuesta más linda: dar más promoción al ecoturismo. Lo malo de que el ecoturismo se ponga de moda es que muchas personas indeseables que hacen turismo por “joda” dañan los espacios que los monteros de corazón se esmeran en proteger. En fin…

----
Y ahora, ¡a votar en la siguiente encuesta, que ya está en el menú derecho!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...