Buscar en el blog

22/7/13

Gallina con “sus” guineítas

Hace unas semanas aprendí (gracias a Robert) que las guineas no “empollan” sus huevos porque se ponen broncas y delicadas, algo así, cuando están poniendo. Que ponen muchos huevos y todas juntas, eso sí, pero ¡ay de aquel que le ponga las manos a los huevos!
Si eso ocurre, no ponen jamás en ese nido y se van, abandonan los huevos.
¿Qué hacen los campesinos, entonces?
Fácil –y cruel, qué se le va a hacer–: les quitan los huevos con un cucharón y se los ponen a una gallina para que los empolle, los saque y se quede con los “polluelos” los primeros días.
Lo que ocurre, también me dice Robert, es que las guineas no saben criar. O no quieren...
Nada, ¿ven la foto? Son “guineítas” escarbando junto a la gallina que les tocó de mamá. Una de las estampas campesinas que nos llevamos del patio de Pedro Suero, el tornero de Nigua (San Cristóbal).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...