25/11/11

La lista roja de especies amenazadas en RD

Fueron identificadas 275 especies de plantas y 57 especies de animales en estado crítico.
-----

El cocodrilo americano, la iguana ricord (en la foto), las tortugas marinas, las orquídeas y las bromelias figuran entre las especies de fauna y flora en estado crítico de República Dominicana, según la lista roja de especies amenazadas dadas a conocer hoy por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. La lista, informó la cartera, se actualizará cada tres años a través del Sistema Nacional de Monitoreo de Especies. Un comunicado de Medio Ambiente señala que esta lista constituye la primera aproximación en la categorización de las especies amenazadas de flora y fauna silvestre de República Dominicana.
“En la elaboración de esta lista participaron expertos de diferentes instituciones nacionales e internacionales, tomando como base las investigaciones que se han realizado en el país sobre ese tema. Contar con esta lista ayudará al país a establecer las regulaciones nacionales que se requieren para el cumplimiento de los convenios de los cuales el país es signatario”.
En el país, sigue la nota, se han identificado 275 especies de plantas en estado crítico, 191 en peligro y 79 vulnerables, así como también 57 especies de fauna en peligro crítico, 77 en peligro y 89 vulnerables. De estas, el Sistema Nacional de Monitoreo de Especies ha priorizado 10 especies de plantas y 10 de animales para su estudio exhaustivo.

-----
Descargar la lista

24/11/11

Mainagua, la cueva con lago del Mirador Sur

El lugar será reacondicionado por Listín Diario, una de las empresas que junto al ADN han decidido colaborar en el rescate del parque.

-----
A Mainagua, la cueva con lago del parque Mirador Sur, no se le saca el provecho que merece, dice Rafael Pérez, encargado de ornato del Ayuntamiento del Distrito Nacional. Al parecer, sólo los buzos, algunos colegios y dos o tres personas al mes aprecian el refugio citadino, ubicado en la avenida Cayetano Germosén próximo a la Gregorio Luperón.
Actualmente es la única cueva habilitada para visitas públicas de las 11 que pueblan el farallón. Una placita que cuidan Beato Jiménez y los vecinos del residencial José Contreras disimula los 92 escalones que conducen a sus entrañas, 50 metros más abajo. Los murciélagos, ocultos durante el día, han dejado sus huellas como los únicos reyes del lugar: un fuerte olor que inunda todo y que pronto se olvida cuando los ojos contemplan la lluvia que cae, discreta y permanente, del techo rocoso.
“Siempre ha sido así –explica Beato–, “nunca ha dejado de llover aquí dentro, y nunca tampoco se ha inundado, ni siquiera en tiempos de tormenta”.

El charco de agua tiene 3.25 metros de profundidad y se encuentra a 72.90 metros sobre el nivel del mar, justo debajo de la avenida Germosén.
No se escucha nada del exterior aquí abajo. Si alguna vez quiso escuchar o grabar el sonido de las gotas al chocar contra la superficie del agua, este es el lugar perfecto para hacerlo.
Beato se ha sumergido en el río subterráneo con linternas pero no ha avanzado mucho. Nadie sabe dónde termina, explica. “Un grupo de buzos lo exploró y sólo dicen que el túnel llega muy lejos”. Además de silencio, en la guácara hay peces, tortugas y presencia vegetal.
Los murciélagos cargan hasta la cueva semillas de Nin, que germinan sobre las rocas calizas pero mueren a las pocas semanas por falta de luz natural.

Detalles. Habilitada en los años 90, durante el gobierno de Joaquín Balaguer, la cueva de Mainagua era usada como balneario por los lugareños, que bajaban hasta el lago usando focos y linternas.
Pago y horario. La entrada a la cueva de Mainagua (voz taína) cuesta 20 pesos. El horario es de 7:00 de la mañana a 6:00 de la tarde. El lago cubre una área de 150 metros cuadrados. Tiene una diferencia de altura con la avenida Cayetano Germosén de 23.23 metros.
Facilidades. En la plaza no hay baños ni cafetería y la planta eléctrica está dañada. Los estudiantes que visitan la cueva usan como baño el centro comunitario del residencial José Contreras.

20/11/11

¿Qué son? ¿Cómo se llaman?

Me rindo. A todos los que alguna vez me preguntaron el nombre de estos insectos: ni idea. Les prometí investigar y lo hice, pero nadie ha sabido decirme. Busqué en la red tipos de insectos de jardín y lo más parecido que encontré fueron la Eurydema ornatum y la Eurydema ventralis, pero los ornatum y ventralis son preciosos y sus diseños diferentes y más elaborados. Los de la foto, objeto de “la investigación”, parecen cucarachas rojas, chinches, escarabajos... La única referencia que tengo es que siempre están subiendo y bajando por troncos viejos y podridos, y que se aparean de espaldas. Hay montones en los humedales de Nigüa, en San Cristóbal. Los de la imagen escarbaban de lo más chévere en unos troncos viejos en la laguna de Bávaro. Si alguien sabe qué son, y cómo se llaman, ¡dígannoslo, por favor!

13/11/11

Dejarán áreas vírgenes en el Mirador Sur

Para recuperar el hábitat natural de jurones y culebras

-----
Si en los próximos meses nota que algunos puntos del parque Mirador Sur se llenan de maleza o se ven poco cuidados, no piense que se trata de algún descuido. Es a propósito. Varias zonas rocosas del parque urbano serán en lo adelante territorios vírgenes.
“Dejaremos espacios intactos, sin cortar maleza ni chapear. Estamos eliminando el hábitat natural de los reptiles y de los hurones y queremos recuperarlos, porque son beneficiosos para el ecosistema”, explica el encargado de ornato y siembra del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), Rafael Pérez.
Uno de los primeros espacios que dejarán de recibir mantenimiento es el área ubicada detrás de la estación de bomberos del Mirador Sur, frente a la avenida Anacaona, próximo al quiosco número 11.
“Dondequiera que haya un ecosistema rocoso le vamos a ir dejando la cobertura, y lo decimos porque queremos que la gente no piense que se ha dejado el Mirador Sur perdido”.
En esta iniciativa colaborarán LISTÍN DIARIO, Pinturas Popular, la Fundación AES Dominicana y Coca- Cola, empresas que el pasado 24 de octubre firmaron una alianza para colaborar junto al ADN en el rescate del mayor parque urbano de la ciudad.

Señalización y restricciones
Con el apoyo de las instituciones patrocinadoras, los espacios a recuperar serán señalizados con vallas que indicarán que se trata de zonas de reservas y, por lo tanto, estará prohibido entrar en ellas.
“Ahí sólo vamos a entrar a eliminar las plantas invasoras. Tenemos que tener un control biológico natural. Nos dimos cuenta de que las culebras están desapareciendo, y si desaparecen los hurones y las culebras ahorita llega una plaga de ratones, porque no habrá quién se los coma”, informa Pérez.

6/11/11

El Monumento a los Constituyentes

En la ciudad de San Cristóbal se levanta el monumento en memoria a los treinta y tres redactores de la primera Constitución.

-----
Diseñado y construido por el ingeniero Rudyard Montás Bazil y el arquitecto Manuel Álvarez Bazil, el monumento que honra la memoria de los redactores de la primera Carta Magna dominicana, firmada el 6 de noviembre de 1844, es imponente. Se levanta en la Plaza de la Constitución, en la margen occidental del río Nigua, frente a la antigua avenida Libertad.
Las 33 estructuras ascendentes de hormigón, repartidas en tres grupos de 11, simbolizan a los 33 diputados que redactaron el acta de nacimiento de la nación dominicana.
Con estos fines, y por disposición de la Junta Central Gubernativa, se había establecido la Asamblea Nacional en un rancho ubicado en el actual parque 6 de Noviembre, el 24 de septiembre de 1844.
“Por mucho tiempo se tuvo la creencia de que ese rancho, propiedad del general José María Cabral y Luna, había estado en el lugar que hoy ocupa el Ayuntamiento, pero investigaciones históricas demostraron que no”, aclara Tomás Zacarías Espinal, asesor cultural del Ayuntamiento de San Cristóbal.
La decisión de construir el Monumento a los Constituyentes fue tomada en 2002 por el concejo edilicio del Ayuntamiento de San Cristóbal. La obra, inaugurada el 26 de abril de 2006 siendo síndico Dionisio de la Rosa, es hoy un símbolo de la ciudad y un orgullo para los sancristobalenses. “La cuna de la patria fue la Trinitaria, pero el bautizo como nación libre e independiente fue la Constitución de la República, la que, a pesar de las tantas reformas y revisiones de que ha sido objeto, en su esencia y espíritu es una sola”, dice Espinal.

El lugar donde fue levantado el monumento, en la vieja autopista que une San Cristóbal y Santo Domingo, estaba ocupado en tiempos de la dictadura por una estatua de Leonidas Trujillo a caballo.
Con la obra, dijo en 2006 la profesora Guarina Renville, fue saldada “la deuda histórica que teníamos con los señores constituyentes, al construir en su memoria este monumento maravilloso que perpetuará el respeto, agradecimiento y admiración que sentimos por ellos a través de todas las generaciones”.

(+)
En cada bloque del Monumento a los Constituyentes, talladas en lo alto, se leen tres frases de Gregorio Luperón, Emilio Rodríguez Demorizi y Juan Nepomuceno Tejera dedicadas a la Carta Magna. La de Rodríguez Demorizi reza: “Debemos aspirar a que la Constitución no sea preponderantemente un instrumento oficial del uso privativo de los gobiernos sino catecismo de todo ciudadano”.
La plaza es uno de los puntos más visitados de la ciudad de San Cristóbal. Espinal dice que miles de estudiantes se acercan cada año a conocerlo y a seguir los rastros históricos de esa primera Constitución. “El Ayuntamiento los recibe, les prestamos las atenciones debidas y les brindamos información sobre el tema y algo más, porque la zona de San Cristóbal es una de las más ricas en monumentos culturales e históricos del país”, explica.

Un museo
Para darle valor cultural al monumento, gestores culturales de San Cristóbal apoyan la creación de un museo en sus alrededores, un edificio que aloje las oficinas administrativas desde donde se brinden las facilidades y las atenciones a los visitantes.

5/11/11

Tú y yo: flores que paren flores

-----
La Yalo está acostumbrada a pasar vergüenza, pero esta le dolió de verdad. Le dolió tanto que esta entrada va dedicada a alguien muy chévere, pero culpable de haberle provocado el dolor.
A ver, resulta que la práctica de una de las clases del Diplomado Internacional en Periodismo Ambiental la hicimos en el Jardín Botánico (JB). Al terminar, cuando el grupo de comunicadores salía del jardín de plantas endémicas y nativas, luego de unas explicaciones realmente maravillosas, el director del JB le enseña al grupo la “tú y yo” (Euphorbia milii), una flor muy linda formada por dos pétalos que parecen encontrarse (mirarse, besarse, abrazarse) y que por eso le llaman así. Y la Yalo, de presentá, le dice al director que en su casa hay florecitas de "tú y yo" que nacen directamente del centro de otra flor, y que del medio de esa nueva flor, a su vez, salen otras flores. Y que del centro de una sola flor salen a veces hasta dos y tres flores.
Y él dice que no, que eso no es posible. Así. A lo mejor no entendió, porque la Yalo habla medio enredao. Y ella vuelve y le dice que sí, y él vuelve y dice que no. Y la Yalo se queda callada. A lo mejor son especies diferentes, piensa. De chiquitas ella y sus hermanas usaban como aretes unas "tú y yo" pequeñitas, muy rojas (Euphorbia milii), que se daban por todos lados.

Y entonces promete vengarse, y le dio por retratar "tú y yo" de las que le decía al director del JB, con tan buena suerte que del medio de una de las flores que retrató había brotado no otra flor, sino otra matita (un hijito) de “tú y yo” (je). Como se ve en las fotos, las flores no comparten el mismo tallo, sino que éste sale del centro de la flor ya formada.
Sin privar en botánica, su teoría es que el tallo sigue creciendo a través del centro negro de la flor una vez esta se ha formado y se une al estigma, sabrá ¿Dios?, pero de que la flor sale de otra flor es verdad. Seguro habrá que repasar las clases esas de biología donde tratan las partes de la flor y hablan de carpelo, estigmas y otras palabras raras.
Algunas de las del Botánico, luego vi en mis fotos, salen todas de un tronco común, formando un capullo, y tienen en el centro florecillas amarillas (ver foto más abajo). Las "Tú y yo" que "paren flores" caen en forma de ramillete y el centro de algunas, cuando se seca la florecilla amarilla, se pone negro y pegajoso. Según otra teoría del repertorio personal de la Yalo, la cosa esa negra del centro de la flor, al tornarse pegajosa crea las condiciones para que se forme otro tallo y nazca una nueva flor, pero también vio otras cuyos centros nunca se ponen negros (última flor).
Nada. A lo mejor son especies diferentes del género Euphorbia, pero para los fines, "tú y yo". La ciudad está llena de ellas. Los hijitos que han salido de las flores de las matas de la Cafetería 2000 (ensanche Miraflores) están tan grandes que Rafaela no encuentra ya qué hacer con las matitas. Hasta risa da justificar con tantas explicaciones lo que las fotografías muestran de manera tan obvia.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...