26/3/11

Ecoparque de la Paz

Es el jardín botánico de Ojo de Agua, en la provincia Hermanas Mirabal

-----
Si existe la imagen del parque perfecto, debe ser muy parecida al Ecoparque de la Paz, un lúdico bosque en la comunidad Ojo de Agua, en la provincia Hermanas Mirabal, que sirve de esparcimiento a los comunitarios y de atractivo para los visitantes que, en la mayoría de los casos, se acercan para conocer la casa materna de las hermanas Mirabal, ubicada a pocos metros del lugar.
Se trata de un jardín botánico abierto que, según sus patrocinadores, es un símbolo de esperanza, una expresión de libertad, de sueños y de fuerza vital donde la vida “se expresa en cada hojarasca que mueve el viento y en cada mariposa que revolotea”.
¿Sus mayores atractivos? La enorme colección de plantas endémicas y nativas del país que se muestra en casi 16,000 metros de espacios verdes, el concepto ecológico que prima en toda la estructura y la oportunidad que brinda a locales y viajeros de sentirse parte de la naturaleza.

El botánico de Ojo de Agua

¿Le gusta la naturaleza y recrearse en ella? ¿Ha visto alguna vez un ojo de agua? ¿Le gustaría conocer y tocar las plantas endémicas y nativas del país, notar la diferencia entre una caoba y un almácigo o saber para qué sirve el noni? Disfrutará, entonces, dar un paseo por el Ecoparque de la Paz, un sitio enteramente ecológico ideal para caminatas, horas de lectura y contemplación.
El botánico es una iniciativa del Ayuntamiento municipal de Salcedo, de la Fundación Hermanas Mirabal, del Jardín Botánico Nacional, del Ministerio de Medio Ambiente y de la Oficina Técnica Provincial.
Como se lee en el afiche de la entrada, “la belleza de este paisaje quiere perpetuar el amor a la naturaleza de las mujeres comprometidas, especialmente de Patria Mirabal, de la que doña Dedé dice: fue la inspiradora de los jardines de Conuco”.
En el parque se mantienen erguidos gigantescos cocoteros sembrados por Camilito, el bisabuelo de las hermanas Mirabal.
Calzadas de piedra, bancos de madera, ojos de agua, la réplica de un horno de cal y troncos huecos de árboles viejos que Jacqueline Acevedo, una de las jardineras del parque, ha rellenado de pintorescas florecillas, llaman la atención de los visitantes.

23/3/11

Casandra sí se llama(ó) Altagracia

El chico lindo tenía razón
-----
El actor y cantante Jencarlos Canela es tan buenmozo que da rabia. Anoche, en la alfombra roja de los premios Casandra, llamó a la Soberana con el nombre de Altagracia Casandra y, venga, que le cayeron los palos de todos los tamaños encima en las redes sociales. Lo acribillaron, al lindo tipo, que no tiene la culpa de ser tan irreal. Nada, que por lo menos el chico además de buenmozo y simpático se tomó la delicadeza (o alguien lo asesoró) de averigüar quién fue Casandra y resulta que sí, que según las enciclopedias dominicanas nuestra querida cantante y folclorista sí se llama(ó) Altagracia Casandra Damirón. El, un invitado internacional, no estaba obligado a saberlo. A lo mejor nosotros tampoco. O a lo mejor sí.
----
P.D.: Moraleja: antes de hablar, insinuar, twittear…

19/3/11

Anadel

Una apacible playa en Samaná que marca su propio ambiente

-----
Desde el municipio de Sánchez hasta Punta Balandra, decenas de pequeñas y románticas ensenadas bordean la costa sur de la península de Samaná. Una de ellas es Anadel. A sólo seis kilómetros del centro de Santa Bárbara, se accede a esta playa tomando la carretera Samaná-Las Galeras.
Para los que piensan que esa cercanía con la capital de la provincia le resta tranquilidad y romanticismo: nada que ver. Anadel se perfila apacible y solitaria, como si su propio ritmo geográfico no admitiera intromisiones ajenas a su sereno y plácido ambiente.

Un rincón frente al mar
Las olas llegan suaves hasta las arenas doradas de Anadel, un nombre que ya forma parte de la historia dominicana gracias al libro homónimo del escritor dominicano Julio Vega Batlle, que se inspiró en esta zona costera para escribir su “novela de la gastrosofía”, descrita por el novelista Manuel Salvador Gautier como “las vicisitudes de unos franceses en la bahía de Samaná para saber cómo ha comido la humanidad en sus cinco mil años de registro histórico”.
Para hacer honor a la historia, la playa es adecuada para camping y picnics porque además de arena tiene buenos pedazos de césped donde tender un mantel. Y también tiene buena sombra, porque no todos los que buscan playa son amantes del sol.

En los últimos años, los samanenses que le huyen al molote de gente que se forma en las playas del Puente y en Cayo Levantado (las más visitadas de la ciudad) recurren a Anadel para realizar sus actividades sociales o pasar un día relajado frente al mar.
Si ya conoce los alrededores de Santa Bárbara y no le apetece cargar con mochilas y bultos mientras explora las playas, puede aparecerse con toda la familia en Anadel y sólo llevar trajes de baño, porque allí funciona el restaurante y club de playa privado Cayenas del Mar.
Expertos en mariscos y buenas atenciones, además de ofrecer tumbonas y deportes acuáticos en Anadel, Cayenas del Mar ofrece tours a los principales atractivos de Samaná, incluyendo la observación de ballenas en los meses de diciembre hasta marzo.

13/3/11

República Dominicana, ¿“La fiesta del Caribe”?

Que alguien asesore al Ministerio de Turismo, por favor
-----
Según una información publicada por Listín Diario el pasado miércoles 9, el ministro dominicano de Turismo dijo en la Bolsa Turística de Berlín, ITB, (la más importante del sector) que se está trabajando para promover a República Dominicana en Europa como “La fiesta del Caribe”.
La información –disculpen que no pasara por las manos de un corrector– dice:
----
“También tuvimos una reunión con la compañía Made In Spain, que es la empresa que maneja la parte relativa a la publicidad en toda Europa.
Explico que como parte de esa campaña se está incorporando un slogan adicional para trabajar lo que es República Dominicana en el sentido de identificar al país como “La Fiesta del Caribe”, “Con ese concepto “La Fiesta del Caribe” se va a desarrollar toda una campaña de posicionamiento aquí en Europa, obviamente que una de las cosas que nos han manifestado los promotores de Made In Spain es que la campaña del año 2010, que se inicio en el 2009, cada vez que se somete a un concurso internacional nosotros seguimos ganando los primeros lugares”, indicó.
-----
Seguro que el Ministro no quiso decir eso. Segurísimo que él sabe que los expertos en turismo y competitividad le están solicitando a RD que, si queremos ser competitivos, debemos trabajar en una marca país que nos promocione como un destino que, además de sol y playa, ofrece también opciones ecoturísticas y culturales. Segurísimo que él sabe que en los foros y en el sector (encuesta realizada por mí, ejem) recibimos muchísimas críticas desde que cambiamos el slogan República Dominicana Inagotable por República Dominicana lo tiene todo (porque tenerlo todo es tenerlo todo, y ese todo incluye “todo”). Es cierto que somos un país que le da muchísima importancia a la chercha y a la diversión y que la diversión es recomendada por los médicos, pero que nos reconozcan en Europa como “La fiesta del Caribe” no nos favorece en nada. ¡Nos urge vender cultura, que playas y fiestas hay en todos lados! Ojalá que el Señor nos agarre confesados y que en unos años no tengamos que cantar aquella estrofa que hizo famosa Ramón Orlando:
Ay, no te alejes de mí bailando/que la fiesta se termina y ya te vas…

8/3/11

Amor de mujer

Cambió a Bávaro por Guayuyal

-----
Milady tenía un trabajo estable –de humilde gerencia de servicios y todo- en Bávaro. Le iba muy bien. Le tocó el “honor” de atender a los reyes de España y a los presidentes que participaron en aquella XII Cumbre Iberoamericana del 2002. Tiene tres niños que nacieron en Higüey, donde vivía. Se separó de su esposo. Siguió trabajando. Echando pa’ lante. Todos valoraban mucho su trabajo en el polo turístico y ella lo disfrutaba, le gustaba. Ganaba bien. Le iba bien. Hasta que se enamoró. Y por culpa de ese amor difícil de explicar y entender incluso para la ciencia, Milady se mudó con su nuevo esposo, hace un año, a Guayuyal, un apartadísimo paraje del municipio de Bohechío ubicado a unos 35 difíciles kilómetros de San Juan de la Maguana. Allí trabaja él en el proyecto de la presa de Palomino y ella se ha integrado a las labores de la tierra. Viven en esta casita, casi besando la cordillera Central. Una de las abuelas se quedó con uno de sus hijos y ella se quedó con dos. Cuando apenas se conoce la primera parte de historia (la de su vida en Bávaro) y se le pregunta por qué cambió el principal polo turístico del país, tan chic y caro, por un lugar al que apenas llegan dos o tres vehículos al mes y en el que pastan los ovejos, ella responde: ¡Por amor! Y entonces cuenta la segunda parte de la historia, una que, quizá porque se trata de un acto muy grande de nobleza y valentía, yo dudaría mucho en protagonizar. Aunque, quién sabe…

2/3/11

La Generación (Monumento al ego 23)

¡Qué tiempos!
Oyendo música de Rolling Stones.
Formando parte de una revolución.
Cantando el Hare Krishna.
Viviendo cada noche el amor.
Siempre acordándose
de los que aquí dejó.
Una tarde de invierno
sin esperarlo
apareció...
-----
El rincón de Andrés
José Luis Perales

-----
En la imagen: María Isabel, Jaclin, Naivi, Nodalia y Yalo en Pisto Rápido.

1/3/11

Tiempo de carolinas, amapolas y piñones en flor

¡Qué gusto viajar en febrero y marzo por los campos y carreteras dominicanos! Qué lindos se ven los montes salpicados con el mamey y rojo de las amapolas, el rosado de los piñones y el fucsia de las carolinas. Las amapolas y carolinas se sabe que son bonitas, pero es muy grato detenerse a observar de cerca la forma de las flores del piñón. ¿Quién diría que la cerca viva más usada del país da flores tan lindas? Qué pena que no se coman. En fin...
Si deseas fotografiar amapolas, las hay por montones en las montañas de Polo, Barahona; camino a Bonao, La Vega y Santiago y en toda la cuenca del río Jamao. Si deseas fotografiar carolinas, hay muchísimas a lo largo de la avenida Quinto Centenario; si no quieres vehículos alrededor, hay algunas en el Jardín Botánico. Y, para retratar piñones, ¡toma la carretera que quieras y allí los encontrarás! Están, como Duarte, en todas partes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...