30/6/09

¡Cuánto has cambiado, Comate!

Para mediados y finales de los años ochenta, Comate era todavía sinónimo de monteadera pura. Bayaguana (este de Monte Plata) era aún un campo que no inspiraba gran cosa para la mayoría de los capitaleños. Para entonces, siendo carajitos, las pequeñas cascadas del río que formaban un amplio balneario al caer nos parecían los saltos de agua más grandes del mundo y contemplar a los chicos que se tiraban de lo alto de un árbol era el mayor de los espectáculos. Una pequeña enramada ofrecía a los visitantes refrescos y chucherías y a lo largo de la ribera del río se podía cocinar con tres piedras haciendo de fogón. Se podía pegar gritos de felicidad, saltar, chapalear y reír hasta el cansancio. Ah, y todo gratis.
Pero cuánto has cambiado, Comate. Te prepararon para que recibieras más visitantes y te cercaron, construyeron un club privado a tu lado, más enramadas, pistas de baile, vestidores y baños. Ahora hay un guardia que cobra 20 pesos de entrada aunque el letrero ubicado a su lado dice que son 15 y obliga al visitante a pagar de más (mucho más) si lleva un vino o whisky con él. Los fines de semana te visitan tantas personas que apenas dejan visibles los huecos más hondos para que fluyas. Ya no se puede gritar, ni chapalear ni echar agua pa’rriba para no molestar al que está al lado ni salpicar con agua la cabeza de la señora que no quiere mojarse el cabello.
Te ves distinto y una no sabe si alegrarse o llorar. Porque es cierto que incentivamos el ecoturismo y que las autoridades quisieran ver repletos todos los balnearios del país para decir que los dominicanos consumen turismo interno. Eso está bien. También es bueno que cobren aunque sea un poquito para mantener limpio el lugar, que haya más vestidores y baños. Es sólo que… me gustabas más antes. Más solitario y salvaje. Pero entiendo que es el precio que debe pagar toda atracción cuando se hace popular.
Lo único que sigue igual es el tortuoso camino que une el centro de Bayaguana con el balneario. Menos de tres kilómetros. Entonces la gente se pregunta qué hace el ayuntamiento de Bayaguana con el dinero que cobra para usar el balneario. Y que no digan que es muy poco lo que cobran y que no les alcanza para eso, porque el camino siempre, siempre ha estado así…

24/6/09

El framboyán del año. Elijamos el más lindo


Envía tu foto a yalodominicana@gmail.com y elijamos entre todos el framboyán más colorido y frondoso de República Dominicana.

Por ©Yalo

Una como que siente algo raro cuando ve un framboyán. Algo difícil de explicar, pero que conmueve, emociona, inspira y alegra... Vale la pena vivir todo un año esperando que lleguen junio y julio sólo para ver su colorido espectáculo. Algunos se clavan por años en la pupila, como los de la avenida Las Américas, los de La Vega, los del Parque Mirador Sur. Es más, creo que todos tenemos un favorito: el de la avenida San Martín, el que queda en una rotonda antes de llegar al Kilómetro Nueve, uno rojo-rojo que alegra la avenida V Centenario, el de la carretera El Seibo-Miches, el de San Pedro de Macorís…
Propongo que este año elijamos el más lindo, el más frondoso, el más espectacular de todos. Son los reyes del verano y merecen que los “eternicemos”, así como hacen los pintores con sus paisajes en los que ellos –miren si inspiran- son los soberanos absolutos.
Envíenme las fotos a yalodominicana@gmail.com -con la ubicación del árbol y el nombre del "fotógrafo"- y elijamos entre todos el “framboyán del año”, el más colorido y hermoso de República Dominicana. Aquí les llegan los primeros tres. El más votado o comentado en el blog y en la galería de Flirck será el ganador.


Ubicado en la avenida V Centenario, Santo Domingo. ©Yalo

Ubicado en la Plaza de la Cultura. Santo Domingo. ©Yalo

En la calle Juan Enrique Dunant con Paseo de los Periodistas, ensanche Miraflores, Santo Domingo. ©Yalo

23/6/09

ArteMiches 2009, del 23 al 28

Miches huele a esperanza. A pescado con coco. A cayuco recién fabricado. A río. A mar. A lagunas, mangles, yautía y arroz...
A veces también huele a fango, a muerte, a tierras dadas por cheles y a conformismo.
Para multiplicar los primeros olores y eliminar los segundos, hoy miches vuelve a cantar, a pintar, a recitar poemas, a ver personajes inmóviles en el parque, a aplaudir… como lo hace cada verano. El festival ArteMiches, que desde el año 2004 llena de otros olores el pueblito pesquero ubicado frente al Atlántico - ese que tantas estampas nos regala desde lo alto del hotel La Loma-, será celebrado del 23 al 28 de junio.
Habrá muchos artistas invitados, titiriteros, payasos, estatuas vivientes, obras callejeras, artesanos, lecturas de poemas y exposiciones.
Exitos, Miches. Nunca pierdas la esperanza.

Relacionado
En la casa-museo Cayuco

19/6/09

Gracias, Sara

ORDENA SUSPENDER TRABAJOS DE LA CEMENTERA

La magistrada Sara Henríquez Marín, que preside el Tribunal Contencioso y Administrativo del Distrito Nacional, ordenó hoy la suspensión de los trabajos de la cementera en los límites del Parque Nacional Los Haitises “para evitar que se continúe provocando daños al medio ambiente y al sistema hídrico de la zona”. Acá los dos primeros fallos de la sentencia:
PRIMERO: DECLARA, buena y válida en la forma, la solicitud de Adopción de Medida Cautelar Anticipada interpuesta, por MOVIMIENTO DE CAMPESINOS TRABAJADORES DE LAS COMUNIDADES UNIDAS INCORPORADAS (MCCU) y ESPELEOGRUPO DE SANTO DOMINGO, INC., en fecha 20 de mayo del año 2009.
SEGUNDO: ORDENA la suspensión provisional del Acto Administrativo Licencia Ambiental DEA 0157-09 de fecha 14 de abril del año 2009 otorgada por la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARENA) al Consorcio Minero Dominicano, S. A., y en consecuencia ORDENA la paralización de los trabajos o actividades que estuviere realizando dicho Consorcio amparado en la referida licencia; hasta tanto se conozca el recurso contencioso administrativo a interponerse.

----
Gracias, Sara...

A propósito de bustos y plazas...

En la plaza-triángulo ubicada en la entrada de mi segunda patria (Moca) figuraban hasta hace poco los bustos de tres figuras prominentes de la provincia Espaillat que llegaron a ser presidentes de la República: Horacio Vásquez, Héctor García Godoy y Ramón Cáceres. Pues parece que alguien les dijo a las autoridades de la ciudad que los gestos de las figuras de las esculturas eran tan feos, desproporcionados y de poco gusto que, humildes y afables como son los mocanos, decidieron deshacerse de ellas. La última vez que pasé estaban remodelando la plaza y no había rastros de los tres presidentes. No sé cómo quedó el lugar y si hicieron bustos nuevos, pero recemos para que no hayan puesto los que estaban antes. Si no me creen, agranden la foto de arriba y miren bien los gestos de los presidentes.

P.D.: No me sorprende que la versión de Yalo sobre la razón que motivó el “derrumbe” de los bustos sea cierta, ni que las autoridades hayan cedido de buena forma a quitarlas. A ella le consta que la ciudad de Moca es una de las pocas ciudades del país donde empresarios, autoridades y pueblo logran ponerse de acuerdo y trabajar juntos por el bien de sus comunidades.

17/6/09

Anjá, ¿cuál de los tres?

La gente inteligente cree que los mortales menos afortunados no nos merecemos explicaciones sencillas y útiles que con el tiempo nos ayuden a mejorar nuestro pobre entendimiento. Se quedan con todo lo que saben. Según la historia, don Francisco Henríquez y Carvajal (médico, abogado, escritor y político) y doña Salomé Ureña (educadora, poetisa) tuvieron cuatro hijos: Francisco, Pedro, Max y Camila, todos notables y reconocidos (salvo, tal vez, Francisco).
En la Plaza de la Cultura hay un busto que honra la memoria de uno de ellos. Como no todos tenemos por qué conocer el rostro de cada uno, como no todos tenemos por qué haber tenido acceso a leer su historia, como no todos tenemos por qué imaginarnos o inventarnos el nombre de las personas importantes que han honrado el país… ¿por qué diañe no le pusieron en nombre completo a la escultura? )¡@($%($#@!*$#?%
El busto sólo dice: Henríquez Ureña.
Anjá, ¿cuál de los tres? No hay placa ni rastro que nos lo indique.

P.D.: Sí, los inteligentes dirán que es Pedro, pero no todos tenemos por qué ser tan brillantes. Cuando viene a ver es Max.

9/6/09

Rossy, la Penélope del Polo Magnético (*)


Conocí a Rossy la mañana del sábado 7 de junio del 2008 en la carretera del Polo Magnético (Barahona), cuando nos dirigíamos al Festival del Café Orgánico de Polo. Recostada en la baranda metálica del camino, despeinada, algo sucia, me regaló una sonrisa pícara que Yalo no dudó en eternizar con su lente. Justo un año después y por el mismo motivo, la mañana del sábado 6 de junio del 2009, Yalo se topó de nuevo con la cara de Rossy, ahora más arregladita y peinada. Su sonrisa era la misma, y el color de su pelo también.
- ¿Me dejas tomarte una foto, Rossy? –le pregunto, y ella adopta prácticamente la misma pose del año pasado y sonríe para Yalo. Le pregunto cuántos años tiene y me dice que 10, que si va a la escuela y dice que sí, a una que se llama “La Cueva”. Le pregunto en qué curso está y responde que en segundo (de primaria). Le insinúo que debe estudiar un poco más porque tiene 10 años y está un poco atrasada y así, como si hubiese ensayado la respuesta muchas veces, responde:
- Lo que pasa es que estoy enferma.
- Anda –dice Yalo-, ¿qué tienes?
- Enferma de gripe –dice Rossy.
Pero no. Una vecina que le acompañaba responde:
- Ella nació con problemas en la cabeza. No se le puede gritar ni hacer incomodar.
Extraña enfermedad padece Rossy, de la que, por prudencia, no quisimos preguntar más. Luego una se da cuenta que debe ser por eso que Rossy no creció gran cosa este año: su hermanito, de cinco, tiene casi su mismo tamaño. A Rossy le acompañaba su mamá, con un bebé en brazos, y otros dos hermanitos mucho más pequeños que ella.
- ¿Y si estás enferma qué haces aquí, Rossy?
Entonces me contó que va a la carretera del Polo Magnético todos los fines de semana desde que era muy pequeñita, desde hace mucho tiempo. Con tristeza comprendí que encontrarme con su cara no había sido pura casualidad.
- ¿Y a qué, Rossy?
- A ver si los que pasan nos dejan algo…


(*) El título es de Lissette Almonte, testigo de la historia.

Festicafé 2009 (Monumento al ego 16)

Ni los aguaceros ni el lodo impidieron que el talento boricua se manifestara en Polo, durante el 6to. Festival de Café Orgánico. Junto con el olor a café y a sierra nos llevamos la mejor presentación de Nelson González, el mejor tocador de tres de Puerto Rico; el cantante, compositor y poeta Antonio Cabán Vale (El Topo) y el siempre soñador y evocador –Yalo lo adora- Dany Rivera. También cantó Andy Montañez. De los dominicanos, ¡uy, qué voz la de Patricia Pereyra, qué bríos los de Roldán, y qué entrega la de Manuel Jiménez!
Las canciones de El Topo nos hicieron recordar aquellos villancicos que cantábamos de niños, que reflejan lo mejor de las tierras jíbaras de Puerto Rico y que invitan a bailar.
En la primera imagen: Yalo y Danny; en la segunda: una chica "pintada" de Barahona; en la tercera: Nelson, Yalo, Pachico y El Topo.

8/6/09

Para ver mejor la cementera...

Este es el Mirador de Los Haitises, de 10 metros de altura, que la Secretaría de Medio Ambiente inauguró hoy con "fines educativos, recreativos y culturales". La entrada, según un comunicado de Medio Ambiente, "está señalizada en la carretera Santo Domingo-Samaná, próximo a la zona del batey Majagual (después del segundo peaje partiendo desde la capital)". Más: "El mirador está ubicado a más de 250 metros sobre el nivel del mar, en la cima de uno de los mogotes más altos de Los Haitises, desde donde se aprecia una panorámica de la parte media occidental del sistema kárstico, la biodiversidad de flora y fauna del área y la transición de la Gran Llanura Costera Oriental del Caribe al sistema de mogotes del parque nacional". Como dijo Panky Corcino, es para que tengamos de donde ver mejor la cementera.

3/6/09

Pasa igual con Los Haitises

SI LE PISAS LA COLA AL GATO, ¿NO LLEGARÁ EL DOLOR A SU CABEZA?

Si tu vecino hace tanta bulla que no puedes dormir ni descansar en paz, seguro que te quejas ante las autoridades y lo llevas a juicio si es necesario. Si tu vecino riega mierda por los alrededores de su casa el olor se esparcirá y llegará hasta la tuya y por muy amigos que sean harás lo posible para proteger tu propiedad de tan horrible “bajo” y sus consecuencias (ratas, cucarachas, enfermedades…). Si tu vecino bloquea la entrada de tu casa frecuentemente –o de tu marquesina- el día menos pensado, ya harto de advertirle y de que no haga caso, nadie quita que le entres a batazos a su vehículo. Si el árbol gigante de tu vecino daña la acera que comparten, el peligro de que afecte también los cimientos de tu vivienda es casi seguro; y si él no quiere tumbarla te quejarás ante las autoridades de Medio Ambiente, quienes vendrán y lo obligarán a derribarla. Si tus vecinos discuten o se entran a golpes regularmente y los gritos llegan hasta tu casa, es probable que pases varias noches al mes sin dormir, lo que provocaría un bajo rendimiento laboral y posiblemente afecte tu salud. Si tu vecino es insoportable, los demás vecinos se unirán y lo someterán. A la larga tendrá que rendirse o enfrentar a las ¿autoridades? En ningún momento el vecino “toca” tu casa, pero es obvio que lo que hace en “su” casa te afecta sobremanera y pone en peligro tu convivencia.
Pasa igual con Los Haitises. Es posible que la cementera que se pretende instalar al norte de Monte Plata (Gonzalo) no esté ubicada dentro de los límites –nunca oficiales, nunca medidos, nunca regulados- del más completo ecosistema marino del país. Es posible. Pero ¿cómo saben sus ejecutores y promotores que el trabajo de remoción de tierras, los accidentes, los desaciertos, los imprevistos o las decisiones repentinas no pondrán en peligro sus recursos, tan cercanos, tan vecinos, tan de todos? Si le pisas la cola al gato, ¿no llegará el dolor a su cabeza?
¿Existe algún indicio –histórico o presente- que nos motive a confiar en las autoridades dominicanas? Dicen que es mejor prevenir...