Buscar en el blog

31/12/09

¡Feliz 2010, monteros!

Gracias por soportar a la Yalo otro año, chicos, y por acompañarla alrededor de lo más lindo que tiene República Dominicana después del 98% de su gente: la geografía nacional. El otro %, como habrán entendido, corresponde a políticos y ex trujillistas. Es más, pidámosle a los Reyes Magos nuevos congresistas y nuevos políticos que, si bien no garantizan nuevos cambios, nos harán creer que sí y disfrutaríamos los primeros meses del 2010 de aires, caras y promesas nuevas. Y a éstos les pediremos que, por favor, arreglen la calle que une Comate con Monte Plata, la carretera que une Valle Nuevo y Constanza y las tablas podridas que llevan a la cima de El Morro, en Montecristi.
Nos veremos en unos días. La Yalo despedirá el año en las laderas de Monte Plata y celebrará el nuevo en los montes de Río Limpio (Elías Piña). Monteando. Como debe ser. Diviértanse. Viajen y lean mucho. Ella, entre las verdes montañas de la frontera leerá Bariloche, uno de los libros de Andrés Neuman. Lean lo que les dé la gana, y también lean a Neuman, si pueden. Sus letras son buenas para los viajeros. Y si el viajero es, además, buen lector, lo disfrutará en extremo. Y si el viajero, además de buen lector tiene buen gusto, encontrará en sus libros un boleto directo al valle del Tetero, a Punta Rucia o al valle de Constanza; no porque Neuman haya escrito sobre estos lugares, sino porque leerlo nos hará olvidar que hay un país en el mundo cuyo presidente comparece ante la nación para alentar el seguro triunfo de Martha en American Idol (porque era la mejor) pero se hace el desentendido en asuntos que durante todo el año pedían a gritos que ¡dijera algo, caray! Pero no dejen que nadie les robe su queso (¡ja!), ni siquiera él.
Muchos abrazos,
Y.

27/12/09

Si yo viviera en Miches...

Si yo viviera en Miches, haría una protesta (pacífica, eh) para que quiten del parque principal del pueblo ese espantoso homenaje a Juan Pablo Duarte que, se supone, debe ser un atractivo para los que visitan el lugar.
Si lo querían subir sobre un pedestal, ¿no pudieron construir algo más decente, más elaborado, un poco más lindo?
Haría la protesta aunque no me hagan caso, porque creo que Duarte, como Padre de la Patria, se merece algo mejor. Y si fuera "síndico" de Miches o "gobernadora" de la provincia El Seibo, después de tumbar el busto mandaría a meter preso por tres días al responsable de tan dudoso gusto arquitectónico. Sólo para asustarlo.
Pero como, lamentablemente, no vivo ni soy de Miches

26/12/09

Ofir Hirsh, el pintor de Las Terrenas

EL ARTISTA ISRAELÍ SE AFINCÓ EN SAMANÁ HACE OCHO AÑOS. ALLÍ TRABAJA Y DIRIGE UNA FUNDACIÓN INFANTIL

Yaniris López

Le dicen Oro y llegó a tierras dominicanas hace ocho años junto con su esposa Limor Nessa procedentes de Israel. De profesión es asesor de negocios y experto en comercio electrónico, pero su gran pasión es la pintura. “Soy un adicto a pintar”, confiesa Ofir Hirsh. “Crear arte para mí es un placer puro, una pasión, una obsesión, una necesidad. Pintar, para mí, es libertad. Pinto lo que siento y quiero sin límites, sin obligaciones y sin ningún compromiso. Pintar, para mí, es la perfecta meditación y la mejor medicina que cura todo. Es una manera fácil para celebrar, para expresarme y para sentirme especial y feliz”.
Nacido en 1972, luego de concluir el servicio militar como soldado paracaidista en el ejército de Israel, en 1993, Oro se dedicó a conocer los países de Sudamérica y se enamoró de la cultura latina. Comenzó a pintar en 1995 y abrió una galería de arte en Israel en 1997. Para 1999 había completado estudios de economía, administración y contabilidad en la Open University y Ra’anana College de Israel y ese mismo año decidió buscar nuevos rumbos y oportunidades fuera de su país.
En Estados Unidos trabajó en el comercio electrónico, fundó su propia corporación y, hasta la fecha, se ha dedicado a ofrecer consultas a clientes privados e instituciones internacionales sobre los mercados de mercancías y las estrategias de fondos de inversión libre.
Al llegar al país y recorrerlo de cabo a rabo, al punto de que lo conoce, quizá, mucho más que miles de dominicanos, Oro no lo pensó mucho y decidió quedarse a vivir, por elección obvia, en Samaná, en el municipio de Las Terrenas.
“Es una área que está llena de obras maestras de Dios: playas vírgenes, ríos, junglas y montañas. Cientos de matices de azul y miles de verdes, y un sentimiento mágico que está en el aire y no puedo explicarlo en palabras”, lo describe. Como no puede explicarlo con palabras, Oro prefiere dibujarlo. O lo intenta, dice.
Lo intenta tanto que de las más de 700 obras que ha realizado en los últimos 15 años, alrededor de 500 están dedicadas a Las Terrenas y sus alrededores.


EXPOSICIÓN
Hirsh aprovechó tan prolífica producción y presentó en Santo Domingo su primera individual en el país, “Recuerdos de un Paraíso terrenal”, un homenaje a la tierra que lo acogió y que le da vida a sus pinceles.
Impresiones dominicanas, collages de colores vivos, palmeras, playas, paisajes abstractos y definidos, pescadores, chicas en la playa y poses atrevidas de amantes nocturnos engalanaron el lobby del hotel El Embajador el pasado mes de noviembre. A Oro lo de atrevido le gusta, porque, dice, le parece una palabra positiva para el arte y para la vida en general.
Sus pinturas son tan auténticas que firma cada serie con un nombre diferente, un nombre que refleja el ánimo que tiene cuando las realiza. Aunque prefiere pintar óleo sobre tela, Oro también disfruta el acrílico, mezclar materiales y esculpir en madera y barro.
“Las pinturas elegidas para esta exposición (28 cuadros), son algunos de mis recuerdos de ese paraíso terrenal y esta exposición es mi manera de decir gracias. Creo que existen muchos paraísos terrenales en este mundo, y creo que cada persona tiene que buscar y conseguir su Paraíso Terrenal individual. Puede ser interno o externo, junto con otras personas o solo, lo que importa es que sea fascinante y feliz”.

AGUA SABROSA
Para mejorar la vida y el futuro de los niños de Agua Sabrosa, al norte de Samaná, Oro creó en el 2008 la Fundación Marlee- Jo, el nombre de una mujer que le inspiró en trabajo y benevolencia mientras vivió en Estados Unidos.
En la comunidad de Agua Sabrosa, alrededor de 46 niños entre los 2 y 14 años y muy pobres se benefician de actividades artísticas, alfabetización, natación, teatro, matemáticas y juegos. Para recaudar fondos, Oro destina el 50% de la venta de sus cuadros a la Fundación. Una de las muchas preocupaciones de Oro es que la mayoría de los niños no sabe leer ni escribir y él, que todavía no domina a la perfección el español, no puede enseñarlos como quisiera. Por tratarse de una labor voluntaria, todo tipo de colaboración o ayuda, desde visitas a los niños hasta horas de servicio, será oportuna y bien recibida en ofirhirsh@gmail.com

-----
Publicado en Ventana
Listín Diario 26/12/09

23/12/09

RD entre montañas

¿Qué ve el viajero de a pie cuando se interna en las montañas dominicanas?

---
Hay quienes viajan no interesados en el destino que visitan sino atraídos por los paisajes que se observan desde el lugar al que arriban, un lugar que, muchas veces, se encuentra a cientos de kilómetros del punto que pisan. Eso ocurre con los paisajes intramontanos. No es mucho lo que se ve cuando se alcanzan las cimas del pico Duarte o la loma Quita Espuela, pero los panoramas que van dejando atrás mientras las alcanzamos mueven a turistas de todas partes.
Muchos de los paisajes de República Dominicana se pueden disfrutar desde diferentes puntos, sólo hay que tomar una mochila, un mapa, trazar la ruta y echar a andar.
Algunas paradas para comenzar:

16/12/09

Sebastián (Novela de una chica ilusa. Cap. 6)

¡Qué brutaaaaaa!

Ocurrió hace dos meses. Luego de echarle gasolina a Sebastián en la bomba (…), Yalo baja el freno de emergencia e intenta mover la palanca de Stop a la D y la palanca no se mueve. Yalo lo intenta con más fuerza y nada. Vuelve y sube y baja el freno de emergencia y lo intenta de nuevo. Nada. Si la palanca no se mueve no podrá arrancar.
Le hace señas al chico de la bomba, que se asoma por la ventanilla, chequea la maniobra que ella hace, mira por todos lados el tablero del vehículo y comprueba que efectivamente la palanca no se mueve.
“Soy una analfabeta automovilística, no sé que le pasa”, le dice humildemente la Yalo. El responde “bueno, yo tampoco sé mucho de eso”, y se vuelve para atender a alguien del otro lado.
No había nadie detrás de ella pero a Yalo la impaciencia y el miedo de hacer el ridículo le dio con echarse a reír. Una risa nerviosa, tonta. Intentó hacerle más fuerza a la palanca. No se movía. Blandengue hasta rayar la vergüenza, recordó aquellas prácticas de Tae Kwon Do que abandonó precisamente dizque porque le daba “pena” golpear a su oponente. Las necesitaba ahora. Nada.
Dos años y pico de amores con Sebastián y nunca le había ocurrido algo así. No eso.
Lo intenta de nuevo. Nada. Piensa, Yalo: ¿qué haces cuando debes viajar de madrugada y en la noche o cinco horas antes de salir no encuentras el pasaporte?, ¿dónde buscas ese libro que sabes que no has prestado y no lo encuentras ni en el baño, ni en el patio, ¡en ninguna parte!?, ¿cómo y dónde encontrabas los paquitos después de gritarle a todo el mundo en la casa que no toquen tus cosas? Piensa.
Después de llorar y patalear siempre encuentras lo que buscas. ¿Cómo lo haces? Entonces Yalo respiró profundo, cerró los ojos unos segundos y pensó (sí, así como Pinky Dinky Doo) qué hubiese hecho si le quedaran segundos para actuar (a lo MacGyver). Abrió los ojos y se rió.
Llamó al chico de la bomba (¿por qué lo habrá llamado, por qué extender tan vergonzosa racha?) y le dijo:
- Olvídalo, ya está. Mira, es que el vehículo estaba apagado.

-------
Relacionados
Mi colección de “Duartes” (Novela de una chica ilusa. Cap. 1)
¡Qué vergüenza! (Novela de una chica ilusa. Cap. 2)
El palacio de Borgellá (Novela de una chica ilusa. Cap. 3)
La chica estrallón (Novela de una chica ilusa. Cap. 4)

Playas dominicanas

UN RESORT ARENERO DE 600 KILÓMETROS. ESO FORMAN A LO LARGO DE LAS COSTAS DOMINICANAS LAS MÁS DE 80 PLAYAS HABILITADAS PARA EL TURISMO

-----
Yaniris López
-----
Para los gustos, los colores y las formas. Con ese propósito parecen estar formadas las playas dominicanas. ¿Una bendición de la naturaleza? Sin dudas. A lo largo de los 300 kilómetros que conectan las costas de Pedernales y San Cristóbal, el viajero cuenta con cuatro tipos muy diferentes de playas para disfrutar, tan sólo tomando en cuenta el color y la textura de las arenas: la paradisíaca playa de Bahía de las Águilas, de finas y blancas calizas; las pedregosas de Los Patos y Paraíso, en Barahona; las oscuras arenas de Salinas, en Baní, y los dorados granos de playa Palenque, en San Cristóbal. El azul claro de las playas de la costa este da paso al azul intenso de Cabo Francés, y Samaná las tiene entre acantilados, entre mogotes y descubiertas.
En todos lados aparecen playas que complacen, incluso, el ánimo del visitante: ruidosas, tranquilas, de suaves pendientes, con olas salvajes, sin una sola palmera, repletas de cocoteros, citadinas, populares o vírgenes. Las hay para elegir.



PARAÍSOS “ENCONTRADOS”. Hay quienes prefieren el ruido sincronizado y silencioso de los lugares alejados. Para esos, Bahía de las Águilas, en Pedernales; Cossón y Rincón, en Samaná, y la playa de El Morro, en Montecristi, les brindarán verdaderos momentos de relajación y deseada soledad. Las playas de la costa Esmeralda, en Miches (al norte de El Seibo), son poco visitadas aún, e ideales para gritar, hacer piruetas acrobáticas y pasear en vehículos 4 x 4. A lo largo del malecón de Puerto Plata es posible encontrar pequeños espacios que parecen huirle al sonido de los vehículos que pasan cerquita de la avenida principal. De las playas “resort”, Punta Cana, Bávaro, Río San Juan y un poco Bayahíbe conservan un aire menos acelerado que algunos destinos de la costa norte y otros cercanos a Santo Domingo que brillan por su algarabía.


POPULARES. No todos son partidarios de la naturaleza quieta. Si le gusta la compañía, hablar con cientos de personas y compartir sombrillas, el bullicio de Boca Chica, en Santo Domingo Este, el movimiento eterno de Cabarete y Sosúa en Puerto Plata, Guayacanes en San Pedro de Macorís y los ajetreados domingos en las playas de Najayo y Palenque, en San Cristóbal, le dejarán más que satisfecho. Menos concurridas pero siempre visitadas son las playas de Las Terrenas y Las Galeras, en Samaná, y Juan Dolio en San Pedro de Macorís.

PELIGROSAS. Para algunos, visitar playa Caribe, en la costa sureste, entre Boca Chica y Juan Dolio, es un doloroso placer. Ésta y las playas Paraíso y Los Patos, en Barahona, comparten el privilegio de poseer las olas más rebeldes de las playas dominicanas. Sobre una tabla o un “kite”, las olas de Cabarete son fáciles de domar, aunque no siempre están tan calmadas. Una playa que combina velocidad y quietud es Palenque, en San Cristóbal: quieto en un lado, salvaje en el otro. ¿El extremo contrario? La piscina natural de Palmilla, en la ruta hacia la isla Saona.


DE FÁCIL ACCESO. Las playas de Villeya, en Azua; Paraíso y Los Patos en Barahona, Salinas en Baní y Long Beach, en Puerto Plata, tienen algo en común: su fácil acceso desde la carretera. Cerquita también de la vía quedan las playas Gringo y la Poza de Bojolo, próximo al centro de la ciudad de Nagua, con su arenas amarillas. Si visita Cabarete o Sosúa tampoco sufrirá ubicando las playas, pues están separadas de la carretera por tramos de bares, hoteles y edificios y restaurantes que son, también, visita obligada.

PARA ACAMPAR: Playa Rincón (Samaná), playa Limón (Miches) y Punta Rucia (Puerto Plata). En el año 2007 las autoridades prohibieron acampar en Bahía de las Águilas.

PARA VER EL FONDO DEL MAR: En buceo deportivo o snorkell, Cayo Arena, entre Montecristi y Puerto Plata; La Caleta en Santo Domingo Este, Los Cacaos y El Portillo en Samaná, la bahía de Ocoa y las terrazas de la isla Saona siguen siendo los lugares favoritos de novatos y experimentados.


PARA HACER ESCALADA: Los acantilados de playa Rincón y Cabo Francés.

TRANQUILAS Y CERCA DE CIUDADES: playa Grande, en Río San Juan; Matancitas en Nagua.

POR DESCUBRIR ¿Le interesa romper los esquemas de popularidad, huirle a la rutina y dedicarse a descubrir las playas turísticas menos conocidas del país? Algunas recomendaciones: la playa de Mosquea, frente a la laguna de Oviedo, en Pedernales; playa Guanábana, al sureste de la provincia La Altagracia, entre la bahía de Yuma y playa Juanillo; playa de La Vacama, próximo a la laguna de Nisibón, en la misma provincia; las playas ubicadas al norte de la provincia Espaillat, en las costas de Gaspar Hernández y playa Estero Balsa, en el extremo oeste de Montecristi. Pese al auge del turismo en la zona, playa Grande, en Río San Juan, es muy tranquila e ideal para pasear. Disfrútelas antes de que todos decidan hacer lo mismo y dejen de ser verdaderos paraísos reservados para unos cuantos privilegiados.

10/12/09

Hoy se celebra "La noche larga de los museos"

Esta será una noche larga. “La noche larga de los museos”. Pero la fiesta comienza temprano. De 9:00 de la mañana hasta las 12:00 de la medianoche los dominicanos podrán disfrutar de todo su patrimonio cultural asistiendo gratis a los principales museos del país en la segunda edición de un proyecto que busca fomentar desde el Estado el interés ciudadano por las propuestas culturales.
Institucionalizada por la Secretaría de Cultura con motivo de celebrarse cada 10 de diciembre el Día Nacional del Patrimonio, la apertura oficial de La noche larga de los museos está pautada para las 6:00 p.m. en el Museo Alcázar de Don Diego Colón, en la Zona Colonial. En la capital, habrá actividades simultáneas en los museos de la Ciudad Colonial y de la Plaza de la Cultura, así como en la Quinta Dominica y Casa de Teatro. En el interior habrá actividades en el Centro León de Santiago y en la Fortaleza Colonial de San Felipe, en Puerto Plata.
Como parte de los atractivos, el cantautor Víctor Víctor se presentará en el Museo de las Casa Reales y los restaurantes Pate Palo y De Ángelo tendrán un 20 por ciento de descuento.
Personajes, conciertos, degustaciones, música, congos, perico ripiao, jazz, un coro de 100 voces que cantarán villancicos de Navidad y la iluminación especial de algunas fachadas de monumentos forman parte del repertorio que la Dirección Nacional de Museos ha preparado para la ocasión.

30/11/09

¡Vi un jurón!


Hoy pediré momentáneamente perdón a los ambientalistas y ecologistas, a los redactores de los textos oficiales y a los periodistas (que repetimos lo que ellos dicen), porque siempre les echo en cara que escriban o digan cosas como: “Tal lugar posee una rica biodiversidad, es el hogar de miles de especies nativas… en él abundan… son comunes…”. Y tú vas al sitio y nunca ves eso que dicen. No ves los nidos de las tortugas carey en Bahía de las Aguilas o Saona, no ves el selenodonte en el pico Nalga de Maco o en Los Haitises, ni los cocodrilos en el lago Enriquillo, ni los puercos cimarrones que “abundan” en la cordillera Central y que suelen “atacar” a los montañistas (eso es para que no nos separemos del grupo), ni al barrancolí en la sierra de Bahoruco… ¿Que muchos están en extinción? Es verdad. Pero igual. Te pintan miles de escenarios y cosas que no ves cuando llegas, ni siquiera buscándolos a propósito. A veces, si hay suerte, puede que notes algún movimiento raro. Pues qué creen. Hace unas semanas vi un jurón (hurón, en realidad) jugueteando por los humedales de Las Malvinas (Santo Domingo Norte, río Isabela). Nunca había visto uno. Parece un gato, con los ojitos chiquitos y la cola gorda y peluda. Me dijo el presidente de la junta de vecinos de Las Malvinas, Heriberto Trinidad, que qué le hice al jurón, que se quedó quieto por varios minutos, posando para la Yalo, porque, asegura, es un animal que apenas se deja ver, y cuando sale a la luz se embala corriendo por cualquier bullita. ¿Será por eso que nunca lo vemos, ni a él ni a los demás animales, y la Yalo habla sin saber, descricajando a los pobres exploradores que se matan ubicando especies para que ella venga a decir, ligeramente, que va a los sitios y no los ve?

27/11/09

Andrés Neuman en La Cafetera

Encontró a Lisa en la sala, avivando el fuego de rodillas. Ella se levantó de un salto, se sacudió los bajos de la falda, miró a Hans apenada. ¿De verdad te vas mañana?, preguntó. De verdad, contestó él reprimiendo el impulso de acariciarla. No puede ser, dijo ella negando con la cabeza. Sí, puede, sonrió él. ¿Puedo pedirte un último favor? El que quieras, dijo Lisa. (...)
Ella tomó el sobre con expresión solemne. Lo escondió entre la falda y la camisa, suspiró y se arrojó en brazos de Hans, que apenas tuvo tiempo de reaccionar para evitar que ella cayera de bruces. Lisa se dio por abrazada, lo besó en la comisura de los labios y anunció:

-----
Andrés Neuman
El viajero del siglo, pág. 524
Premio Alfaguara de Novela 2009

26/11/09

La cementera no va

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) consideró hoy que los riesgos de instalar una cementera en Gonzalo, Monte Plata, supera los beneficios y las oportunidades del proyecto y por lo tanto determinó que su instalación no es viable ni pertinente.
Valerie Juliand, coordinadora residente del Sistema de la ONU, y el equipo técnico que participó en la investigación ofrecieron esta mañana los resultados del estudio más esperado del año.
De paso descricajaron los estudios que habían realizado las autoridades medioambientales dominicanas al considerar que "el estudio de impacto ambiental debió incluir análisis esenciales e imprescindible, como lo relativo al impacto sobre la salud humana y sobre el patrimonio cultural, y todos los posibles impactos ambientales debieron ser identificados y evaluados”.
Enhorabuena...

Enlace relacionado:
Pasa igual con Los Haitises

15/11/09

Gulo

"Gulo sólo piensa en comer", dice su madrastra, Yolanda. Por eso le dicen Gulo. ¿Ven la cara triste que tiene? No está guapo. Bueno, sí, pero no es lo que piensan. Sólo está en su estado permanente de querer comer. Por lo demás, le gusta jugar descalzo y encuero frente a su casita en Las Malvinas. "Si le dices toma, Gulo, se levantará enseguida", sigue la madrastra. A Yalo le pasó por la mente que, con cuatro años, Gulo debía ser más grande. Y le pareció, también, que necesitaba con urgencia un desparasitante. Ayer, para ver si era verdad lo que su madrastra decía -y porque Gulo no quería hablarle-, Yalo compartió con él su almuerzo de ese día y ¡era verdad! La cara de Gulo se transformó y hasta sonrió. Se comió con un gusto envidiable y con todo y huesos su pedazo de pechuga y le llevó a Yolanda el locrio vacío y la ensalada rusa. Dios, pensó la Yalo, cómo le gustaría, algún día, comerse así los vegetales. Como ya eran amiguitos, la madrastra le contó a Yalo que a Gulo le gusta tanto comer que varias veces lo sorprendió comiendo yerba en su antigua casa, en Baní. Yolanda como que medio notó que Yalo no le creía y señaló una matita de la empalizá.
- Ah, mira, ¿ves esa mata, ves como nada más tiene dos o tres cojollitos? El se los come, no la deja crecer, cuando tan saliendo se los come toditos.
Como Yalo no podía permitir que insultaran a un amiguito suyo así, le dijo a Yolanda
- Es que la mata es de manzana de oro, ¿ves? Todos los que hemos crecido cerca de una mata de manzana de oro nos comíamos las hojas, porque saben a la misma manzana.
Ella no se lo creyó, pensó la Yalo. Pero era verdad…

13/11/09

Un hombre y un café...

La entrada a las caballerizas de un antiguo palacio en el número 253 de la calle El Conde, en el corazón de la Zona Colonial, ha sido desde 1929 refugio de bohemios, artistas plásticos, hombres de letras y futuros personajes importantes de la sociedad dominicana. Es el local de La Cafetera, el café más antiguo de la ciudad, el mismo lugar al que llega todos los días don Roque Félix a disfrutar de aromas y sabores que no cambian, eso asegura, con el paso de los años. Y créalo si él lo dice: hace ya 57 años que no falta a esta cita diaria.

Yaniris López
Para Tuaventura.org

La Cafetera tiene apariencia de un largo callejón. En su parte delantera, en forma de bar, no caben dos coches colocados horizontalmente. En el año 1929, la familia Paliza convirtió el pequeño local en el café más visitado de La Zona, como también le llaman a la Ciudad Colonial de Santo Domingo. Otra familia, la Franco, lo administra desde 1949.
Dicen que el edificio donde está empotrado el café formaba parte de un palacio colonial y que en sus altos vivió un cuñado del mismísimo Napoléon Bonaparte.
Además de café recién molido, jugos y emparedados, en La Cafetera se venden libros, bebidas alcohólicas, tarjetas telefónicas y alguno que otro cuadro que de vez en cuando lleva un pintor amigo “para que lo ayuden”. Es, también, centro informal de tertulias sobre temas de actualidad, política y literatura.
Aquí llegó en 1950 un joven procedente de La Romana, al este del país, que se dedicó a la fabricación de ropa. Tanto le gustó el lugar a Roque Félix que hoy, a sus 80 y tantos (se niega a dar el último dígito), no ha dejado de visitarlo todos los días. Eso, todos los días. Llueva, truene o ventee. Ni enfermo, ni en días de huelga, ni en tiempos de guerra. Si La Cafetera abre, como cada día a las 7:30 de la mañana, puede contar con su presencia dos veces al día: mañana y tarde. Ha sido así por 57 años.

Don Roque
Risueño, conversador, saludable pese a la edad y fumador, don Roque es una biblioteca andante que guarda en su memoria, hasta ahora infalible, cada detalle de la historia reciente dominicana. Su mayor orgullo es haber visto pasar por La Cafetera a muchos personajes cuya sola mención llenaría de envidia a políticos, escritores y artistas.
“Todos venían”, responde a los tertulianos que se dan cita en La Cafetera sólo para oírlo hablar. A cada pregunta don Roque se acerca la mano a la oreja para que le repitan “la idea”. Achaques de la edad. Luego le toma a una el antebrazo y habla, habla, habla... De cuando el café costaba cinco cheles. De cuando el agua se bebía de la pluma y gratis porque no existía eso de botellitas ni se vendía. De cuando llegaron muchos españoles huyéndole a la Guerra Civil. De cuando los hermanos y un cuñado del dictador Leónidas Trujillo pasaban por allá a beber café. De cuando murió el dictador en 1961...
Cuenta que en La Cafetera se sufrió el triste desenlace de uno de sus clientes ilustres, el escritor español Jesús Galíndez; y explica con detalles, para deleite del interlocutor, por qué Galíndez le caía mal a Trujillo y las posibles causas de su desaparición.

Una excelente “hoja de servicios”
Entre café y café, don Roque le hizo diez “chacabanas” (camisas) a Fulgencio Batista, “cuando salió corriendo de Cuba y se refugió aquí”, en 1959. Colaboró para Óscar de la Renta, “con su marca, claro. Óscar tenía una tienda en la calle Pasteur a principio de los años 70 pero no prosperó. Se le adelantó al tiempo. No había auge. Ahora sí le está yendo bien”.
Conoció a Jacques Chirac antes de ser presidente de Francia y al coronel cubano Eleuterio Pedraza. Tomó café con los ex presidentes Juan Bosch y Jacobo Majluta y conoció muchos otros personajes que hoy figuran, por diferentes motivos, en las enciclopedias dominicanas.
Don Roque es el fundador de los famosos partidos de ajedrez de la peatonal calle El Conde. En cualquier banco, frente a las tiendas de ropa, en los restaurantes, no es extraño toparse con dos concentrados jugadores frente a un destartalado juego de ajedrez. ¿Quiere ver el juego, retar, esperar y jugar? Puede hacerlo, se aceptan curiosos y desconocidos.
Para dar por acabada la tertulia, dice don Roque -casado y con 5 hijos- que no le pregunten si algún día dejará de ir a La Cafetera, que puede no ser la más elegante del área, “pero sí donde hacen los mejores sandwichs”.
“No, qué va”, responde si alguien insiste. Son 57 años de tomar el mejor café de La Zona, el que ya ni le cobran; de sentarse con sus eternos breteles en la barra del estrecho y oscuro bar, donde le tratan “mejor que en casa y las mujeres lo enamoran”, a rememorar mejores y peores tiempos.
No, qué va. “Qué pregunta tan tonta”, pensará don Roque...

P.D. Un hombre y un café... se publicó en marzo de 2007, por lo que ya suman 59 y pico los años que lleva don Roque visitando La Cafetera

Qué ocurrente... (la paloma)

9/11/09

Arte social en La Vuelta de la Paloma

UN HERMOSO PROYECTO LLAMADO "PARADA EFÍMERA DE LA ESPERANZA"

Yaniris López
San José de Ocoa.- Desde arriba, la vista del centro del municipio cabecera de la provincia rodeado de verdes es el paisaje más fotografiado de San José de Ocoa. La zona donde los fotógrafos afincan los pies se llama La Vuelta de la Paloma y, aunque se encuentra a unos 4 kilómetros de la ciudad, el estilo de vida de sus moradores no es tan bonito como las pinturas que desde hace siete años adornan sus casas y alegran la vista de los que entran y salen de San José de Ocoa.
Los visitantes paran para observar las pintorescas estampas, tomar fotos y conversar con los niños que se apiñan en los salientes de las casas y sonríen a las cámaras.
El lugar nunca ha contado con servicios de agua ni energía eléctrica, los pisos de las viviendas son de tierra y, sin embargo, hombres, mujeres y niños siguen confiando en las promesas que les hacen las autoridades y los políticos en tiempos de campaña. Afables, hospitalarios, esperan que de un momento a otro se acerquen para decirles que ahora sí serán tomados en cuenta.
Mientras llega la buena noticia, reciben diariamente a decenas de curiosos que preguntan quién o quiénes les pintan las casitas, por qué las pintan y por qué dejan que las pinten.

Parada de esperanza
Todo empezó en el año 2002. La Fundación Ecológica de Ocoa (FUNDECO), que preside el doctor Ricardo Velázquez, visitó la zona conocida como La Vuelta de la Paloma con un propósito muy diferente al artístico: pretendía que se llevaran presas a las personas que cortaban árboles en la zona para hacer carbón. Al ver la pobreza de las familias que habitaban el lugar, decidieron en cambio llamar la atención de las autoridades y los ciudadanos pintando las casitas con temas pictóricos alusivos a la provincia: sus recursos naturales y sus propuestas culturales.

Con el tiempo los artes fueron borrados y Odonnell Casado, colaborador y promotor del proyecto desde sus inicios, nos cuenta que reaccionó indignado y le sugirió a Velázquez que buscaran patrocinio para pintarlas de nuevo e invitar a artistas ocoeños para que voluntariamente prestaran su arte y se unieran a esta forma pacífica de protesta en contra de la extrema pobreza en que viven los moradores de La Vuelta de la Paloma.
“El doctor se animó y buscamos un patrocinio inicial de 6 mil pesos, y luego los aportes llegaron solos, pues mucha gente se identificó con la idea”, dice Casado. El proyecto se llama “Parada Efímera de la Esperanza” y desde hace unos meses muchas de las casitas de La Vuelta de la Paloma atraen con nuevas pinturas a locales y extranjeros.
De pintarlas se encargan Ricardo Velázquez, Odonnell Casado, Juan Ernesto Guerrero, Luis Báez (hijo), Yanker Soto, Nelson Manuel Soto y otros voluntarios.
“Las casitas tienen un diseño diferente, pero todas tienen pintadas por dentro, en sus puertas, la bandera dominicana. Cada vez que se levantan en la mañana y abren sus puertas es como si estuvieran izando la bandera dominicana hacia las diferentes fronteras del mundo, pues nos visitan personas de todas partes que se hacen fotos aquí y las llevan a su país”, explica Casado.
El equipo del programa televisivo internacional Despierta, América; la Miss Mundo Dominicana 2009, Ana Rita Contreras, y el pintor, escultor y escritor Alberto Ulloa figuran entre los últimos visitantes.
Ana Rita llevó al concurso de Miss Mundo 2009 (a celebrarse en diciembre en Johannesburgo, Africa) una réplica de las casitas y Ulloa donó al proyecto la obra “Tiempo de Nacer”, inspirada en La Vuelta de La Paloma y valorada en 100 mil pesos.

Turismo
Para aprovechar el auge turístico que está teniendo el proyecto, FUNDECO y sus promotores han decidido aprovechar la ubicación de La Vuelta de la Paloma para convertirla en una pequeña parada ecoturística y en un espacio apropiado donde los artesanos locales vendan sus productos.
Parte de las artesanías disponibles son elaboradas por mujeres de la comunidad El Pinar, que en lo adelante también forma parte de “Parada Efímera de la Esperanza”.
El objetivo principal sigue siendo mejorar la calidad de vida de los habitantes de estas comunidades de aproximadamente 30 viviendas.
Como dice Casado, “es una protesta diferente para llamar la atención y que a La Vuelta de la Paloma le resuelvan su necesidades de agua y energía eléctrica. A unos 300 metros hay energía eléctrica, cosa que resulta chocante. Ellos deberían también tenerla si están tan cerca”.

Los diseños
Ricardo Velázquez (ideólogo del proyecto), Odonnell Casado y Juan Ernesto Guerrero
realizan los atractivos diseños que lucen las casitas de La Vuelta de la Paloma. Fieles al patrimonio provincial, las pinturas incluyen paisajes verdes, jardines, la glorieta del parque y la iglesia del pueblo, palomas en vuelo y las coloridas cayenas que aún abundan en los campos dominicanos.
Los fundadores del proyecto social esperan que éste sirva para incentivar el turismo en el resto de la provincia.
“Contamos con una zona privilegiada de recursos naturales que pocos conocen y queremos incentivar a las personas para que nos visiten como destino ecoturístico y conozcan nuestros paisajes de exquisita belleza y un pueblo rodeado de montañas con gente noble, trabajadora y progresista”, invita Odonell Casado, colaborador de “Parada Efímera de la Esperanza”.

Publicado en Ventana, Listín Diario
Sábado 07/11/09

Aceptaron a Samaná en el club de las bahías más bellas

Las bahías de Samaná y Rincón fueron aceptadas en el Club de las Bahías Más Bellas del Mundo.
La información fue dada a conocer el pasado sábado 7 durante una reunión del comité directivo del club en la ciudad de Santander, España.
El Club de las Bahías Más Bellas del Mundo, creado en 1997, con sede en Francia y apadrinado por la UNESCO, procura la preservación, valorización y promoción de las riquezas naturales, culturales y económicas que poseen las bahías.
Treinta 30 bahías de 20 países son oficialmente miembros, entre ellas la bahía de San Francisco (Estados Unidos), la bahía de Ha Long (Vietnam), la bahía des Chaleurs (Quebec – Canadá), el Golfo de Morbihan y la bahía del Mont Saint-Michel (Francia), la bahía de Santander (España) y la bahía de Bodrum (Turquía).

----
Relacionado: ¿Logrará Samaná entrar al Club de las Bahías más bellas del Mundo?

2/11/09

Hoyo de Sanabe (Monumento al ego 18)


Premio Nacional de Periodismo Turístico Epifanio Lantigua 2009 (Fotografía).
De visita por Hoyo de Sanabe
En la guácara de Hernando Alonzo

Otros Monumentos al ego:
Presagios
Parada 77
Mi colección de "Duartes"

P.D. La foto fue tomada entre las 3:30 y 4:00 de la tarde -más o menos- del sábado 27 de junio (2009), al final de la galería subterránea. Se trata de un lugar de difícil acceso ubicado en la loma Peñón de la Sabana (provincia Sánchez Ramírez). Pocos llegan al final del oscuro túnel lleno de murcielaguina. A lo mejor por eso la foto vale un chin. Y.

23/10/09

El cumpleaños del Jefe


Como cada 24 de octubre, Manuel (¿?) llevará mañana un cuadro de Trujillo a La Cafetera y con un velón encendido y una radio celebrará un aniversario más del nacimiento de El Jefe. “Porque fue un gobernante de verdad, porque es mentira todo lo que dicen de él”, defiende Manuel su celebración. Algunos se reirán al pasar, otros le mentarán la mai y los más ni siquiera repararán en tan campante festividad. Franklin (a la derecha) le seguirá la corriente porque La Cafetera siempre ha sido así: abierta, plural.
Para los que creen que han visto todo en esta vida…

9/10/09

Juzgue usted...

A propósito de la aprobación por la Asamblea Revisora del artículo 13 del proyecto de Constitución que indica: "...los ríos, lagos, lagunas, playas y costas nacionales pertenecen al dominio público y son de libre acceso, observándose siempre el derecho a la propiedad privada”.

-----
"El carácter público de los 60 metros de playa se estableció en 1968, pero ha faltado una normativa que lo organice. La nueva fórmula constitucional es un importante paso al declarar que además de dominio público existe libre acceso y ordenar que la ley lo organice. Tenemos derecho a organizarlos como nos plazca, pero al hacerlo tengamos presente que los turistas también tienen derechos, y el principal es la libertad de escoger donde pagar sus vacaciones y las playas arrabalizadas no tienen acogida en un mundo lleno de lugares idílicos para vacacionar".
Manuel Quiterio Cedeño
Periodista, presidente de CICOM, empresa que hace las RRPP a Asonahores.

Tormenta en un vaso de agua

-----
"Lo penoso de esto es que a algunos inversionistas extranjeros que saben que en sus países de origen, las playas son públicas sin ninguna restricción, al llegar acá les dejan en libertad de hacer lo que les plazca, imitando a sus iguales locales. Y no solo en el caso que nos ocupa, también en el tema del pago de los sueldos y de los horarios de trabajo que deben cumplir sus empleados; así como en la contratación de extranjeros ilegales.
Para saber compartir hay que ser primero propietario; de lo contario, se verá al turista como intruso, como un invasor que disfruta de lo que a nosotros se nos arrebata. Y esto sería peligroso en un país con tantas debilidades en cuanto a seguridad se refiere y con tantas deudas sociales por saldar.
"En Cabo San Lucas, en México,-- por solo citar un lugar donde las playas son públicas,- adonde asiste un turismo caro, de élite; ve usted cómo, a partir de las seis de la tarde, van llegando los pescadores con su familia y se instalan en las playas; frente y a escasos metros de los hoteles, y proceden a pescar de pie, en tanto que sus hijos se bañan en el Pacifico y corretean en la arena.
"Esta actividad que permite el sustento a estos mejicanos de escasos recursos, constituye un atractivo más para el turista, que disfruta todo el proceso de la pesca y que ve cómo el pescado es metido en un hoyo y cubierto de arena mojada para protegerlo del declinante sol; asimismo, gusta de tomarse fotos con la ensarta de peces y con los niños; y hasta toma en sus manos el sedal y la caña de pescar."
Elsa Peña Nadal
Periodista, miembro de la Asociación Dominicana de Prensa Turística (ADOMPRETUR)

Acertada marcha atrás. ¡Enhorabuena!

-----
"Una playa no se puede inventar ni fabricar, pero hay gente que quiere hacer el desarrollo turístico para que el turista salga de la cama a la playa. Los hoteleros e inversionistas conocen las disposiciones de la Ley 64-00 y saben que no pueden apropiarse de los espacios públicos, tal y como se prohíbe en otros países. Lo que tiene que hacer el Estado es adoptar las medidas necesarias para que no se corrompa el uso público, para que no se prostituya; lo que no se puede permitir es el desorden y el tigueraje en las playas y es responsabilidad del Estado adoptar las medidas para evitarlo".
Paíno Abreu
Coordinador del Movimiento Ambiental Progresista (MAP) y administrador del Bagrícola

Nota completa

-----
La presidenta de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES), Haydée Kuret de Rainieri, entiende que lo más relevante en el tema es que ha habido una mala y peligrosa interpretación, y que al ser errónea puede llevar a reacciones que no se corresponden con la realidad. Afirmó que en el caso del sector turístico se trata de “nuestra industria nacional, aunque no la hayamos reconocido como tal”, y por lo tanto es una prioridad nacional. Kuret de Rainieri, quien participó en el Desayuno de LISTÍN DIARIO en compañía de los empresarios turísticos Rafael Blanco Canto y Juan Bancalari, explicó que en el país, por ejemplo, están las carreteras, que son de dominio público, de libre acceso, pero que también se debe pagar un peaje para utilizarlas porque se hizo una alta inversión que debe recuperarse. Afirmó que los parques nacionales son de dominio público y libre acceso, pero tienen una cuota de entrada y no se pueden depredar, lo que indica que para todas las acciones hay limitaciones y regulaciones. Explicó que en el caso de las playas hay 305 kilómetros disponibles en el país y menos del 5% es utilizado por los hoteleros, lo que es una muestra de que hay espacios suficientes para dar las opciones de entrar a una playa con acceso libre y gratuito, pero también de entrar a otra playa con acceso libre aunque pagando una cuota.
Publicado por Jairon Severino en Listín Diario 09.10.09

29/9/09

José Gabriel Datt (1957-2009)

Yalo se sentía tan orgullosa de esta foto que, sin medir su dramatismo, cuando entró al stand de Montecristi el pasado viernes, en la Feria Regional del Libro La Vega 2009, y vio este rostro en unas de las paredes, no dudó en casi gritarle a la chica que atendía:
-¡Yo conozco a este señor! ¡Le tomé una foto el año pasado en el Festicafé 2008 y es una de mis fotos favoritas!
Aunque no sabía su nombre, Yalo pensó que si la foto engalanaba toda una pared es porque se trataba de alguien muy importante para la provincia. De hecho, lo había visto en muchos festivales y carnavales, llenando de color el ambiente, con esa mirada única, provocativa y penetrante, sin importarle que todos voltearan para ver su colorida melena e intenso maquillaje. Miró a la chica con satisfacción, como diciéndole: “El es importante y yo tengo una foto suya, lero, lero”. Entonces la chica dijo:
- Ah, él murió el 5 de este mes.
Yalo se quedó medio petrificada. ¿En serio? Sólo entonces se fijó en un letrero ubicado encima de la foto sin firma, sobre la rubia cabellera que el señor llevaba entonces:

22/9/09

Árboles multiusos

En los campos dominicanos, un árbol o un tronco viejo sustituyen los estantes y repisas de uso casi obligatorio en las casas citadinas. También sustituyen bancos y muebles. De esos, de los muchos árboles multiusos que he visto, uno de los que más me ha sorprendido es el que sirve de espaldar y patas a la mutilada silla de Néstor, el señor que vende frutas en el Cruce de Ocoa desde hace más de 15 años. En la ciudad, a la pobre silla la hubieran tirado a la basura. En el negocio de Néstor, gracias al tronco seco de lo que parece un samán, los restos del plástico adheridos al tronco con una tabla le sirven de reposo a sus sentaderas, mientras él espera, con los ojos cegados por el sol, a los clientes que entran o salen de la verde – y a veces olvidada- San José de Ocoa.

4/9/09

Los encantos de Valle Encantado

CON RAZÓN ES FÁCIL PERDERSE ALLÍ. PALPAMOS EL PORQUÉ DE TANTAS LEYENDAS SOBRE DESAPARICIONES Y MUERTES EN EL VALLE. Y NO ES PARA MENOS

-----
Texto y fotos: © Avic García
-----

Muchas son las historias que se tejen respecto al Valle Encantado, ubicado a 2,250 metros sobre el nivel del mar, que anima a conocerlo personalmente y descubrir sus encantos. Partimos, el grupo de Indiana Adventure Team, puntuales desde Constanza a las 4:00 de la madrugada a solicitud de nuestro guía, Miguel Abreu, conocedor del ultimo rincón del lugar, y quien se desempeña en el área de búsqueda y rescates en operaciones de montaña, así como a los también guías Máximo Kelly y Martín Ramírez. Con ese aval, había seguridad de salir viva del lugar.
Luego de un desayuno que compartimos con el personal del puesto militar de Valle Nuevo, nos dirigimos hacia Alto Bandera, a 2,800 metros sobre el nivel de mar, a presentar los permisos de lugar para poder acceder al área protegida.
Salimos hacia un recorrido que nos tomó aproximadamente seis horas a través de los 20 kilómetros que conducen al Valle, ida y vuelta. Habíamos escuchado la noche anterior las leyendas sobre el valle y estábamos dispuestos a conocer el misterioso lugar, a pesar de haber un “sendero” tuvimos que ser auxiliados con el corte de algunas ramas que permitieran el acceso de tan frondoso lugar. Con razón es fácil perderse allí. Palpamos el porqué de tantas leyendas sobre desapariciones y muertes en el valle. Y no es para menos. Si no eres conocedor del lugar, es seguro que te extravías.

Leyendas
El nombre real del valle, según nos comentara la noche anterior el señor Constancio Cassá, era “Sabana sin Provecho”, ya que los cazadores de cerdo cimarrón, por alguna fuerza extraña, no podían atrapar a los animales en dicho lugar.
“Cuenta la leyenda que el valle fue habitado en tiempos remotos por un señor procedente de La Vega o Santiago, quien en compañía de dos esclavos se refugió en el lugar llevando consigo su fortuna en el “lomo de las bestias”, pereciendo el señor junto a uno de sus esclavos, logrando el otro regresar a los lugares habitados, pero no pudo explicar de dónde venía: estaba totalmente contrariado o hechizado.
Otra leyenda cuenta que dos señores se establecieron en el valle, uno de los cuales pereció; el otro, después de varios años de permanencia allí, regresó, pero en las mismas circunstancias del esclavo de la leyenda anterior: no sabía de dónde venía.
En cuanto a la fortuna, se cuenta que quedó enterrada al pie de un árbol plantado expresamente para que sirviera de señal del lugar donde fue enterrada.

Explorando
Camino al valle se encuentra la Loma de la Paila, que debe su nombre a los restos de una paila que se rompió cuando se dirigían al valle los señores mencionados. En el trayecto se encuentra también la Loma del Mulo, porque hasta allí llegó uno de los mulos que llevaban y que trató de escaparse en varias ocasiones.
Esa fortuna era lo que el general venezolano Horacio Blanco Fombona buscaba en el siglo pasado y que le costó la vida, ya que extraviado en el camino, sin poder salir, murió de hambre.
ESA FORTUNA ERA LO QUE EL GENERAL VENEZOLANO HORACIO BLANCO FOMBONA BUSCABA EN EL SIGLO PASADO Y QUE LE COSTÓ LA VIDA, YA QUE EXTRAVIADO EN EL CAMINO, SIN PODER SALIR, MURIÓ DE HAMBRE.


En lo que respecta a las leyendas que lo hacen aparecer como “encantado”, tiene su explicación en que se trata de una región muy lejana de todo sitio habitado, donde reina perpetuamente una densa niebla (datos entregados por nuestro guía).
Luego de ver los orígenes del río Nizao en pleno valle, contemplar su belleza y dejarnos encantar, partimos hacia la Sabana de Calderón, próxima al Valle Encantado. En el trayecto nos encontramos con piedras basálticas, restos de un antiguo volcán del área. En la sabana existía un aserradero a vapor con agua extraída del río. Duró aproximadamente 60 años; fue cerrado en el año 1967 por orden de Joaquín Balaguer. Del mismo salían aproximadamente 3 o 4 camiones diarios cargados con madera. En dicho lugar sólo queda una vieja caldera que no pudo ser sacada.
El reloj marcaba las 4:00 de la tarde, hora del regreso. Ya la neblina, dueña del lugar, comenzaba a poblarlo.

20/8/09

La ruta esmeralda (4): Campo Aventura

MONTE PLATA, LA PROVINCIA ESMERALDA, LO APUESTA TODO Y ELEVA EL ECOTURISMO A SU MÁS ALTO NIVEL

©Yaniris López/LD

El idílico espacio que ocupa Campo Aventura, en Comatillo, Bayaguana, provoca que el visitante se haga algunas preguntas. ¿Son así de elegantes los campamentos de verano? ¿Así de románticos y extremos a la vez? Pues son así desde el año 2004, cuando Luis Báez e Yvette Haddad de Báez crearon Campo Aventura en una finca de la familia y el ingenio de Chiqui Haddad, hermano de Ivette, ideó el concepto de cabañas de estilo victoriano como una característica del lugar.
En un área habilitada de casi 40 tareas de tierra ubicada a 57 kilómetros de la capital y a orillas del río Comate, lo que nació -casi de casualidad- como campamento de verano se ha convertido hoy día en un centro ecológico que también brinda sus paisajes y facilidades para la celebración de bodas, reuniones corporativas, cumpleaños, convivencias y retiros espirituales.
En los campamentos de verano, los niños les sacan partido a todas las actividades y deportes programados para ellos, como rappel, tirolina, kayac, modelaje, exhibiciones de talento, visitas a la cueva de Chepa y a la loma Managuá.
“Los niños aquí viven aventuras que no están acostumbrados ni en Santo Domingo ni en ningún otro sitio. Entran en contacto con la naturaleza y realizan actividades como ordeñar, que para ellos es una experiencia fenomenal”, explica Luis.
Contacto: campoaventura@codetel.net.do

Relacionados:
La ruta esmeralda (1) Saltos de la Sabana
La ruta esmeralda (2) Don Sergio
La ruta esmeralda (3) EcoClub

La ruta esmeralda (3) EcoClub

MONTE PLATA, LA PROVINCIA ESMERALDA, LO APUESTA TODO Y ELEVA EL ECOTURISMO A SU MÁS ALTO NIVEL

©Yaniris López/LD

Varios conceptos le dan vida al proyecto que dirige Merfry Then: es un club, un rancho ecológico, una llanura que invita al descanso y a la diversión... Y es, también, un centro al aire libre que fomenta el liderazgo y la convivencia en equipo.
Funciona desde el año 2007 a orillas del río Comate, en el municipio de Bayaguana y al este de la provincia.
“Le ofrecemos al visitante, todo entrelazado, el concepto de camping, turismo de aventura y el concepto de liderazgo, de formación de equipo”, expresa Merfry.
En ese sentido, dice, le brindan los servicios del club -de 200 verdes tareas de tierras- a empresas, grupos familiares, colegios e instituciones que desean estimular la confianza, la comunicación y la integración entre sus miembros y personal.
En el lugar hay pocas infraestructuras –una terraza, la cocina, dos cabañas tipo palafito y un salón de 400 metros cuadrados- porque la idea es que todo el que lo visite acepte y asimile el concepto de camping y pernocte en casas de campaña.
Para los chicos “no se trata de un campamento de verano, sino una acampada ecológica de verano. Nos hemos caracterizado y queremos que nos identifiquen como un club ecológico que ofrece camping. Acampar, para nosotros, no es una actividad de verano, sino un estilo de vida”, explica Merfry.
Atractivos: un lago artificial atravesado por una tirolina de casi 100 metros y a 30 pies de altura, kayac y otras actividades acuáticas, pared de escalar, puentes colgantes, una pista de obstáculos terrestres, laberintos, péndulos, arrastraderas y visitas a Salto Alto, a la cueva de Chepa y a las lomas Managuá y Pan de Azúcar. También talleres de supervivencia, caminatas, observación de estrellas, recogida de frutos y ordeño de vacas.
Contacto: ecoclub_natura@yahoo.com

------
Relacionados:
La ruta esmeralda (1) Saltos de la Sabana
La ruta esmeralda (2) Don Sergio
La ruta esmeralda (4) Campo Aventura

17/8/09

¿Ilusión óptica?

La primera vez que lo vi casi pegué un brinco. Saliendo de El Seibo, camino a Miches, al tomar la curvita de la carretera aparece de pronto este edifico que, por la forma de la misma carretera y del terreno, parece inclinado hacia la izquierda, como si se estuviera hundiendo, a punto de colapsar. Segundos después el edificio se endereza y ya, todo vuelve a la normalidad. Nada, una de las muchas "ilusiones ópticas" que pueblan el país. Abrazos de agosto.

13/8/09

La ruta esmeralda (2): Don Sergio

Monte Plata, la Provincia Esmeralda, lo apuesta todo y eleva el ecoturismo a su más alto nivel

-----
Yaniris López/Listín Diario
-----
Es un parque de folklore y aventura que conjugará, en un área de aproximadamente 260 tareas, las manifestaciones culturales de la zona con los atractivos ecoturísticos y las formaciones naturales que deja a su paso el río Boyá, específicamente a unos tres kilómetros de su nacimiento.
Administrado por la familia Brito Herrera, está ubicado en el kilómetro 10 y medio de la carretera que conduce de Monte Plata a Sabana Grande de Boyá. Las espectaculares terrazas naturales del río Boyá refrescarán a los visitantes y los gazebos dispuestos en puntos estratégicos cercanos a las chorreras les mostrarán los atractivos culturales y folclóricos de la provincia y el país.
La especialidad del proyecto, que funciona desde hace dos años aunque algunas infraestructuras se encuentran en etapa de construcción, es el escenario perfecto que brinda para la práctica de “paintball”, una modalidad de deporte de aventura que cada vez gana más adeptos en el país. 
El parque Don Sergio, además, ofrecerá cabalgata en coordinación con las comunidades de Monte Plata, cuyos habitantes pondrán a disposición del proyecto los caballos y éste ofrecerá las facilidades para los paseos.
El proyecto contará con un centro de convenciones con capacidad para 120 personas y con toda una plataforma tecnológica. Una amplia zona boscosa y caminos repletos de hojas caídas convencen a los visitantes de que realmente vivirán experiencias ecoturísticas en Don Sergio.
El río Boyá nace en las inmediaciones de Gonzalo y donde está Don Sergio las aguas son frías porque está todo bien reforestado y no hay contaminación en el camino”, explica Sergio Brito hijo.
El lugar tomó el nombre de su papá, don Sergio Brito, esposo de doña Altagracita Herrera, diputada por la provincia y amante del ecoturismo. De hecho, un gran deseo de doña Altagracita, dos veces síndica del municipio de Monte Plata, es que el Congreso apruebe el proyecto de ley que declararía a Monte Plata provincia ecoturística, pues está convencida de que el 90 por ciento de la población se beneficiará en gran manera.
Contacto: sbrito5@hotmail.com
Relacionados: 
La ruta esmeralda (1) Saltos de la Sabana 
La ruta esmeralda (3) EcoClub 
La ruta esmeralda (4) Campo Aventura
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...