Buscar en el blog

23/4/08

Yo no quiero viajar


Por Santiago Tejedor*

Yo no quiero viajar si el viaje se hace para luego decir simplemente:“Estuve allí”. Yo no quiero viajar con “esas” ONG solidarias que cobran a los cooperantes (y que, a fin de cuentas, poco cooperan...). Yo no quiero viajar en esos viajes donde todo se observa desde la distancia y a través de la ventana de un autobús. Yo no quiero viajar a paradisíacos y amurallados resorts que construyen oasis artificiales de falsa opulencia en países (tan) míseros (como llenos de riqueza). Yo no quiero viajar en excursiones organizadas donde todo está previsto (incluso, lo imprevisto). Yo no quiero viajar en la piel de ese “falso explorador” que se entromete en los barrios, en las casas, en las vidas de los más débiles, pobres e indefensos. Yo no quiero viajar para creerme un entendido, un experto, un erudito. Yo no quiero viajar sabiendo (o creyendo saber) todo sobre el destino escogido. Yo no quiero viajar desconociendo totalmente el lugar al que me dirijo. Yo no quiero viajar para enseñar. Yo no quiero viajar para “estar”. Yo no quiero viajar para “ir”...
Yo quiero viajar en esos viajes que dejan huella (a veces, dulce; muchas otras veces, amarga). Yo quiero viajar aunque se pierda mi maleta. Yo quiero viajar para aprender (y, especialmente, para desaprender). Yo quiero viajar en esos viajes que empiezan con tanta ilusión (y terminan con tanta melancolía...). Yo quiero viajar para ver, para escuchar, para sentir... Yo quiero viajar al pasado, al futuro y, por encima de todo, quiero viajar al presente. Yo quiero viajar para perderme. Yo quiero viajar para encontrarme (y encontrarte). Yo quiero viajar buscando respuestas (y regresar cargado de preguntas). Yo quiero viajar solo. Yo quiero viajar acompañado. Yo quiero viajar contigo. Yo quiero viajar para “ser”. Yo quiero viajar para que “ir” signifique “volver”.

* Publicado en Tu Aventura
Santiago Tejedor dirige este proyecto de ciberperiodismo de viajes que desde marzo del 2007 le da otro significado -más humano, real y perecedero - al verbo viajar...
Foto: Tu Aventura. ST en un bazar

4 comentarios:

Argénida Romero dijo...

Es delicioso leer este post. Es la definición de viajar más viva y amplia que he escuchado. Excelente, Santiago

Anónimo dijo...

Viajar aunque se pierda la maleta. Es cierto que le gusta viajar a Tejedor, porque mira que se pasa una lucha der diablazo. Muy cierta la descripción de todas formas.
M.M.

Jaime el inquieto..... dijo...

Viajar mas alla de los sueños, mas alla de las utopías y de las ......
me gusta lo escrito y viajar aun mas

piero de salvia dijo...

Cuando nosotros extranjeros decimos a los dominicanos que no queremos entrar a los hoteles todo incluido de ninguna forma, y menos que nunca los "de lujo", recibimos miradas perplejas, ojos que se levantan.

Bueno...las razones están aquí en este articulo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...